Marte 2020 y su oposición

Cada 26 meses (2 años y 50 días), la Tierra alcanza a Marte en su trayectoria alrededor del Sol, de manera que los dos planetas y el Sol quedan alineados con la Tierra en medio y Marte y el Sol diametralmente opuestos.

Marte en oposición

Cuando este tipo de alineación ocurre (cuando un planeta o la Luna, la Tierra y el Sol están alineados con la Tierra en medio), decimos que el planeta está en oposición al Sol.

Evidentemente, en oposición al Sol solamente pueden estar la Luna y los planetas exteriores.

En el caso de la Luna, cuando está en oposición al Sol, se encontrará en fase de Luna llena; si además se encuentra en uno de sus nodos, se produce un eclipse de Luna.

En el caso de los planetas exteriores, además de que podremos ver el planeta toda la noche, será el momento en estos 26 meses en que la Tierra y el planeta estarán más cercanos.

Marte en oposición

Pero no todas las oposiciones son iguales ya que, como ya demostró Johanes Kepler en el siglo XVII, las órbitas de los planetas no son circulares, sino elípticas con el Sol en uno de sus focos (primera ley de Kepler). Esto hace que, en la trayectoria que realizan los planetas alrededor del Sol, habrá un punto en el que estarán mas cerca de éste (perihelio) y otro en el que estarán más lejos (afelio) ⇒ ver afelio y perihelio.

La órbita de la Tierra es poco excéntrica, es decir, es casi circular y, por tanto, la diferencia que hay entre la distancia de la Tierra al Sol en el afelio y en el perihelio no es muy significativa (unos 147 millones km en el perihelio y unos 152 millones de km en el afelio). Pero la órbita de Marte es más excéntrica (más alargada o más achatada), lo que hace que las diferencias entre las distancias entre afelio y perihelio sean más considerables (unos 249 millones de km en el afelio y unos 206 millones de km en el perihelio).

Esto hace que, dentro de las oposiciones de Marte, cuando se produzcan en el perihelio serán las más favorables para su observación (la Tierra y Marte se encontrarán en su distancia más cercana, sobre los 56 millones de km, pudiendo alcanzar un diámetro de unos 25″), mientras que cuando se produzcan en el afelio serán las más desfavorables (la Tierra y Marte se encontrarán a una distancia de unos 105 millones de km, alcanzando un diámetro de unos 13″) ⇒ ver diámetro aparente.

Sin embargo, cuando Marte está en oposición en afelio no es cuando está más lejos de la Tierra. Cuando los dos planetas están más distanciados es en el otro tipo de alineación con el Sol, cuando está en conjunción, esto es, cuando Marte, la Tierra y el Sol están alineados con el Sol en medio y, además, Marte está en afelio. En esta situación, los dos planetas se encuentran a una distancia de unos 400 millones de km.

Las oposiciones perihélicas de Marte se producen cada 15 años aproximadamente. En agosto del 2003 hubo una oposición perihélica en la cual, la Tierra y Marte, estuvieron a la distancia más cercana en los últimos 58000 años, a unos 55,6 millones de km y Marte tenía un diámetro de 25,13″. No habrá otra oposición similar a la del 2003 hasta el año 2287, en que ambos planetas se situaran a una distancia de unos 55,7 millones de km y Marte presentará un disco de 25,14″.

Pero ello no significa que habremos de esperar dos siglos para observar y fotografiar Marte en buenas condiciones, ya que, en principio, en todas las oposiciones perihélicas las hay. De hecho, en el 2035 habrá otra oposición perihélica en la que el planeta rojo se situará muy cercano a nosotros, a unos 56 millones de km.

En julio de 2018 hubo la siguiente oposición perihélica de Marte. No estaba tan cerca como en el 2003, pero sí muy cerca, en concreto se situó a 57,4 millones de km y alcanzó un diámetro de 24,2″. Sin embargo, Marte estaba situado en el cielo en la constelación de Capricornio, bastante bajo y, por tanto, no en tan buenas condiciones como si hubiese estado más alto en el cielo.

En octubre de 2020, en concreto el día 13, Marte volvió a estar en oposición. Estaba más lejos que en la del 2018 y, por supuesto, que en de la del 2003, ya que se situó a una distancia de la Tierra de unos 62,6 millones de km y presentaba un diámetro de 22,3″. Pero a diferencia de la del 2018, en esta del 2020, Marte estaba bastante alto en el cielo, en la constelación de Piscis, como podemos ver en la siguiente imagen, realizada desde Querol el día 17 de octubre de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85.

Aunque parezca que está bajo en el cielo, esta foto la tomé a las 21:48, por lo que Marte todavía subiría bastante más a lo largo de la noche.

Así que, a pesar del año extraño que fue el 2020 debido al dichoso coronavirus, no todo fueron penurias. En astronomía hemos tenido tres alegrías. Una fue en verano y el cometa NEOWISE, otra fue la conjunción planetaria de Júpiter y Saturno en diciembre y la tercera la oposición de Marte en octubre.

A principios de año Marte todavía estaba lejos y empezaba a asomar por el horizonte casi al amanecer por la constelación del Escorpión. A medida que pasaba el año, iba saliendo antes e iba trasladándose por Sagitario, Capricornio, Acuario para, finalmente, situarse en verano ya en Piscis y durante la noche, no de madrugada.

En mi caso le dediqué cinco sesiones a Marte, un desde Querol y las otras cuatro desde Cornellà de Llobregat. En las cinco utilicé la cámara ZWO ASI 224 MC; en Querol el telescopio utilizado fue el reflector Skywatcher 200/1000 y en Cornellà el Schmidt Cassegrain Celestron 203/2032.

La primera sesión fue el día 30 de julio. Marte ya estaba en Piscis, relativamente alto en el cielo y se le podía observar ya a unas horas decentes de la noche. De todas maneras, todavía se encontraba lejos. Las dos siguientes imágenes las hice ese día desde Cornellà de Llobregat, la segunda con una lente barlow 2X y la primera sin ella.

Puede verse que, aunque sea un planeta exterior, también presenta fases, si bien no tan marcadas como las de la Luna o los planetas interiores.

Antes de hacerle estas fotos a Marte, estuve haciendo otras a Júpiter y Saturno que también nos acompañaron en el 2020 y, como he comentado, tuvieron la bonita culminación en diciembre con esa histórica conjunción. Las fotos que hice ese día de los gigantes gaseosos las incluí en los artículos Saturno 2020 y Júpiter 2020. Además, también estuve un rato observando y fotografiando la Luna, que estaba preciosa como gibosa creciente y cuyas fotos incluí en Luna gibosa creciente de 11 días. Con todo ello hice que también Marte subiese más en el cielo.

El siguiente día que me dediqué al planeta rojo fue el 3 de octubre, con lo que ya se encontraba bastante más cerca de nosotros. Como en la sesión anterior, para que Marte subiese más en el cielo y porque Júpiter, Saturno y la Luna estaban muy tentadores, antes de dedicarme a Marte estuve con estos otros tres cuerpos del Sistema Solar. Las fotos de Júpiter y Saturno también se encuentran en los artículos Saturno 2020 y Júpiter 2020 y las de la Luna, que estaba en una espléndida gibosa menguante, en el artículo Luna 03/10/2020.

Ese día estaba en Querol y le hice dos fotos, una sin barlow y otra con la 2X. El seeing (turbulencias atmosféricas) no era muy bueno y con barlow era muy difícil enfocar, como puede verse en la foto.

Podemos ver que, además de que se observa más grande y con más detalles de su superficie, el planeta ya se nos presenta prácticamente como un disco, no en fase.

El día 13 de octubre, el día de la oposición, no pude dedicarme a nuestro planeta vecino. De hecho no fue hasta el día 31 del mismo mes en que pude observarlo y fotografiarlo. A pesar de no ser el mismo día de la oposición, Marte todavía estaba muy cerca de nosotros y prácticamente estaba en oposición. Le hice dos fotos desde Cornellà, una sin barlow y otra con. Como el seeing tampoco era muy bueno, en la fotografía con barlow se nota bastante.

De todas maneras, se observa perfectamente el disco marciano, no fase, e incluso ciertos detalles de su superficie, de los que los más importantes los he señalado en la imagen siguiente, que es la misma que la anterior sin barlow.

Ese mismo día, los dos planetas gigantes ya se habían ocultado cuando subí al terrado, pero la Luna estaba en fase de llena y le hice la foto de la Luna de 15 días, Luna llena.

El cuarto día que me dediqué a Marte, el 21 de noviembre, y también desde Cornellà, antes de hacerle fotos al planeta estuve observando y haciéndole unas fotos a la Luna, fotos que incluí en Luna creciente de 6 días. Le hice tres fotos a Marte, una sin barlow, otra con barlow 2X y otra con barlow 3X. Pero el seeing, como todos los días que me dediqué al planeta rojo, era desfavorable y las fotografías con barlow no quedaron muy bien.

Marte ya se encontraba más lejos y empezaba a mostrarse en fase, como puede apreciarse en las imágenes.

El quinto y último día, el 26 de diciembre, y también desde Cornellà, le hice una única fotografía a Marte. El seeing era el peor de los cinco días y ya costaba enfocar sin barlow; con ella era imposible.

Antes de liarme con Marte le estuve haciendo unas fotos a la Luna, que estaba gibosa creciente de 12 días y cuyas fotos incluiré en un artículo que todavía no he escrito.

Para esas fechas, dos meses después de la oposición, Marte ya se notaba que se estaba alejando, así como que estaba en fase más avanzada que un mes anterior.

A pesar del seeing y que no le puse barlow, se aprecia algún detalle de la superficie, así como algo del casquete polar sur.

Acerca de José Luis Martínez Martínez

Profesor de matemáticas de ESO y Bachillerato
Esta entrada fue publicada en El Sistema Solar, Los planetas, Marte y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Marte 2020 y su oposición

  1. Hola José Luís,

    Muy, pero que muy interesante esta entrada. No consigo hacerme muy bien a la idea del tamaño aparente de Marte en las diferentes conjunciones que nos muestras. Me refiero a la diferencia de tamaño vistas desde el mismo “setup” con el telescopio, imagino que no se debe notar en exceso.

    Por otra parte tengo una pregunta. Entiendo que para planetaria el seeing es muy importante. Teniendo en cuenta que el seeing tiene como factores que los caracaterizan los diferentes tipos de turbulencias de la atmosfera… ¿no es mejor la observación cuando más próximo al zenit o cuanto más alto del horizonte se encuentre? Si estoy en lo cierto, ese Marte en la constelación de piscis (si la climatología lo permite) de se debería ver mejor que en otras ocasiones enq ue está más bajo, no?

    Veo que finalmente te has decidido a firmar las fotografías. ¿Los dibujos de las oposiciones en perihelio y afelio también son tuyos? Chapeau!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Dani, muchas gracias por tu comentario, me alegro que encuentres interesante la entrada.
      No, no se nota mucho la diferencia. Bueno, de los días lejanos a la oposición sí se notaba, además de que Marte estaba en fase, pero en los días cercanos ya no se apreciaba tanto.
      El seeing es fundamental en planetaria, ya viste la foto de Júpiter que pasé el otro día en que había un seeing buenísimo, lo cual no ocurre casi nunca. Sí, tanto en planetaria como en cielo profundo, a más alto esté el planeta o el objeto, mucho mejor. Por eso esta oposición fue más favorable que la del 2018, a pesar de que ésta era perihélica y el planeta estaba más cerca de nosotros.
      Pues sí, me he hartado un poco que la gente, alguna gente, baje imágenes sin permiso ni poner la fuente y lo publique como si fuera suyo. Sí, todos los dibujos y esquemas del blog son míos, muchas gracias.
      En fin, mañana de nuevo al ataque. Que tengas una buena reentrada,
      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s