Constelaciones 04/12/2021

El sábado 4 de diciembre de 2021, mientras hacía fotos con el telescopio a las nebulosas de la Hélice (NGC 7293) y de la Cabeza de Mono (NGC 2174), con la cámara (Canon EOS 70D) y objetivo (Canon 15-85), estuve haciendo también unas fotos de gran campo desde Querol, en el Alt Camp (Tarragona).

A pesar de que en el hemisferio norte ya es casi invierno, debido a que se hace de noche pronto, podemos ver no solamente las estrellas y constelaciones de invierno, sino también de verano y otoño.

Como la constelación de Acuario, que es donde se ubica la nebulosa de la Hélice, se encontraba ya baja en el cielo, empecé con ella y, mientras con el telescopio iba tomando imágenes de dicha nebulosa, con la cámara y objetivo hice una primera tanda de fotos de cielo de gran campo.

Eran entre las ocho y media y las nueve menos cuarto de la tarde (19:30-19:45 UT) y, como he comentado, todavía estaban en el cielo algunas constelaciones de verano del hemisferio norte. En esta primera tanda, lo que hice fue ir tomando imágenes desde el oeste al este siguiendo el rastro de la Vía Láctea.

La primera, que es la imagen siguiente, la centré en el Cisne y, de paso, el famoso asterismo del Triángulo de verano compuesto por las tres estrellas más brillantes de tres constelaciones veraniegas, Deneb del Cisne, Vega de la Lira y Altair del Águila.

Seguidamente, moví la cámara hacia el norte siguiendo la Vía Láctea, para encontrarnos con las constelaciones circumpolares de Cefeo y Casiopea, el matrimonio de reyes y padres de Andrómeda, como podemos ver en las tres imágenes siguientes. Por cierto, y hablando de Andrómeda, en las tres imágenes puede verse parte de esta constelación y la famosa galaxia de Andrómeda, M31, visible a simple vista en cielos oscuros, eso sí, como una débil mancha borrosa y difusa en el cielo.

También se aprecia, entre la ya constelación de otoño, Perseo, y Casiopea, el doble cúmulo de Perseo, dos cúmulos abiertos (NGC 869 y NGC 884) visibles también a simple vista en cielos oscuros.

Y ya para acabar esta primera tanda de imágenes, y mirando hacia el horizonte este, esta última imagen, donde empezaban a asomar las constelaciones invernales Auriga y Tauro, con sus Pléyades.

La segunda tanda de imágenes ya las hice un poco más tarde, mientras hacía la foto con telescopio de la nebulosa de la Cabeza de Mono. Las hice entre las dos menos cuarto y las dos de la madrugada (00:45-01:00 UT) y, en el cielo, ya estaban todas las constelaciones invernales de mi latitud (41º N), como puede verse en las dos siguientes imágenes de la zona Géminis.

O en esta otra de la zona de Orión.

Aunque todavía podían verse constelaciones otoñales, como en estas dos imágenes de la zona de Auriga.

O en esta otra de la zona de Perseo.

Y ya para acabar, si en verano hay un asterismo en forma de triángulo, el Triángulo de verano, en invierno hay otro, el Triángulo de invierno, formado por las estrellas Proción del Can Menor, Sirio del Can Mayor y Betelgeuse de Orión.

Acerca de José Luis Martínez Martínez

Profesor de matemáticas de ESO y Bachillerato
Esta entrada fue publicada en Constelaciones, Estrellas y constelaciones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Constelaciones 04/12/2021

  1. Daniel Arenas dijo:

    Hola José Luis,
    Menudo curro en identificar todo. Me queda clarísimo que te gusta también el gran campo y no solo centrarte en objetos concretos sino mostrar también las constelaciones en sí mismo. Para los que empezamo, por lo menos, es una gran ventaja leer y sobretodo ver estas fotografías identificadas para ir cogiendo bagage. Yo por ahora me doy cuenta que casi sin quererlo, cuando voy varias veces a hacer un objeto varias veces, me voy quedando con su localización y empiezo a identificar mejor las constelaciones donde se ubica a simple vista (que no el objeto). Claro supongo que en gran parte es porque sé qué buscar y donde mirar que es lo que nos pasa a los novatos, que vemos un montón de puntos y no sabemos donde mirar mientras los que ya saben te van diciendo ?pero no lo ves?, ¿no lo ves?!?!
    Eso sí, como anecdota, este verano me fuí a un cielo Bortle 3 y acostumbrado al Bortle 5 donde suelo estar, ni si quiera supe identificar bien la constelación del cisne entera con la cantidad de estrellas que veía (un Bortle 1 o 2, a parte que no los tengo cerca, debe de ser una locura y una pasada).

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Bueno, me gusta hacerle fotos al cielo en todos los ámbitos, aunque lo que más me gusta es el cielo profundo con telescopio.
      Si, los cielos oscuros, sino conoces, te puedes perder muy fácilmente. Parece mentira, pero para aprender el cielo es mejor un cielo urbano.
      Un saludo

      Me gusta

Responder a José Luis Martínez Martínez Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s