Nebulosas planetarias

Una nebulosa planetaria es una fase tardía de una estrella mediana-pequeña tipo Sol. Después de agotar el combustible de su núcleo (hidrógeno primero y helio después), la estrella se infla y se hace enorme (gigante roja) y finalmente expulsa las capas externas de estos elementos formando la nebulosa planetaria.

Una nebulosa planetaria brilla porque la radiación ultravioleta de la estrella a la cual está asociada, es absorbida por sus átomos, los cuales se ionizan, e irradiada. Son estrellas viejas que están expulsando material al espacio y van en camino de convertirse en enanas blancas, es decir, núcleos de gigantes rojas que han perdido sus capas externas.

Una nebulosa planetaria es, pues, una transición desde el estadio de gigante roja al de enana blanca. De hecho, en el centro de muchas nebulosas planetarias, puede observarse la enana blanca, el remanente de la estrella que la formó.

Entradas del blog:

162_M27 11_08_2017 Querol

M27, La nebulosa Dumbbell