M17, La nebulosa Omega

La región de Sagitario es una zona rica en nebulosas y una de ellas es el objeto Messier M17, conocido como la nebulosa Omega, aunque también se la conoce como la nebulosa del Cisne.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 17 de julio de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de esta espectacular nebulosa.

M17 17_07_2018 Querol_b

M17, La nebulosa Omega

M17 es una de las regiones HII (enormes nubes de gas, prácticamente hidrógeno, ionizado, es decir, plasma, y muy brillantes, en las cuales hay una intensa formación de estrellas) mayores y masivas, la cual tiene en su interior un pequeño cúmulo abierto de estrellas muy jóvenes (NGC 6618), aunque esta nebulosa alberga miles de estrellas que han nacido de ella. Son estas estrellas jóvenes y calientes las que excitan los gases de M17 y la hacen brillar. Además, posee también nebulosidades oscuras en su interior.

M17 es una de las nebulosas mayores y brillantes de la Vía Láctea, con un tamaño de unos 15 años luz de diámetro y una masa de unas 800 masas solares; pero a su vez, la nebulosa Omega forma parte de una nube mayor de unos 40 años luz de diámetro y unas 30000 masas solares. A pesar de sus dimensiones, la nebulosa Omega podría ser más espectacular si se nos presentara de frente, ya que M17 se nos presenta de lado.

La nebulosa Omega fue descubierta por el astrónomo suizo Jean Phillippe Loys de Chéseaux en 1745 y poco después (1764), Charles Messier la incluyó en su catálogo con el número 17.

M17 está a una distancia de unos 5000 años luz de distancia y se encuentra en el cielo en la constelación de Sagitario, aunque está más cerca del asterismo del Escudo que no del de Sagitario. La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, puede verse la ubicación en el cielo de esta nebulosa.

Localizacion M17 16_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de M17

También puede verse que Saturno y Marte estaban esos días por la zona.

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

M57, La nebulosa del Anillo

M57, conocido como la nebulosa del Anillo, es una nebulosa planetaria (fase tardía de una estrella mediana tipo Sol que, tras su paso por gigante roja, expulsa sus capas externas al no tener más combustible que fusionar, formando la nebulosa planetaria), que se encuentra en el cielo en la constelación de la Lira a unos 2300 años luz de distancia.

La siguiente imagen es un recorte de una foto realizada desde Querol el 16 de julio de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, en la cual podemos observar la belleza de esta nebulosa planetaria.

M57 16_07_2018 Querol_c

M57, La nebulosa del Anillo

M57 es uno de los objetos astronómicos más conocidos y estudiados y se la considera prototipo de las nebulosas planetarias. En su centro puede observarse una estrella, es una enana blanca, lo que queda de la estrella original. Dentro de unos 5000 millones de años, el Sol pasará por esta fase.

La nebulosa del Anillo fue descubierta en 1779 por el astrónomo francés Antoine Darquier de Pellepoix y poco después Charles Messier la incluyó en su catálogo con el número 57.

M57 tiene un tamaño de aproximadamente un año luz de diámetro, pero desde la Tierra su tamaño aparente es muy pequeño (aproximadamente de un minuto de arco), lo que hace que se requieran ciertos aumentos para poder ver su estructura. La siguiente fotografía es la original del recorte que abre este artículo y en ella podemos ver su pequeño tamaño aparente.

M57 16_07_2018 Querol

M57

De todas maneras, es un objeto muy brillante que aguanta bien los grandes aumentos y los recortes de las fotografías.

La nebulosa del Anillo se encuentra en el cielo en la pequeña constelación de la Lira y es fácil de localizar porque está entre dos de sus estrellas: Sheliak (β Lyr) y Sulafat (γ Lyr), la segunda y tercera estrellas más brillantes de la Lira.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 8 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de esta conocida nebulosa planetaria.

Localización M57 08_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de M57

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

M101, La galaxia del Molinete

Situada en el cielo en la constelación de la Osa Mayor, hay una enorme galaxia espiral que se nos presenta de frente, mostrando en todo su esplendor su estructura espiral; se trata de uno de los últimos objetos del catálogo Messier, M101, conocido como la galaxia del Molinete.

La fotografía siguiente, realizada desde Querol el 16 de julio de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de esta espectacular galaxia.

M101 16_07_2018 Querol

M101, La galaxia del Molinete

La galaxia del Molinete fue descubierta por el astrónomo francés y colaborador de Charles Messier, Pierre Méchain, el 27 de marzo de 1781, el cual la describió como una nebulosa sin estrellas, oscura y difícil de distinguir. Poco después le comunicó el descubrimiento a Messier y éste la incluyó en su catálogo con el número 101. Pero fue William Parsons, conde de Rosse, en 1851 quien, utilizando el enorme telescopio Leviatán de Parsonstown, el que describió la estructura espiral de M101 (como M51, la galaxia del Remolino). Sin embargo no fue hasta el siglo XX en que estos objetos fueron descritos como galaxias que, evidentemente, no pertenecían a nuestra Vía Láctea y estaban lejos, muy lejos, de nosotros.

La galaxia del Molinete se encuentra en el cielo en la constelación de la Osa Mayor, muy cerca de sus dos primeras (o últimas) estrellas, Alkaid y Mizar, las dos últimas de la cola de la Osa o las primeras del famoso asterismo del Gran Carro, y está a una distancia de unos 27 millones de años luz. En la siguiente fotografía, realizada desde Querol el 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, puede verse la ubicación en el cielo de esta galaxia.

Localizacion M101 16_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de M101

M101 es una galaxia enorme (como el doble de la Vía Láctea) y forma parte de un grupo de pocas galaxias, el Grupo M101, de las que ella es la más grande y brillante. De hecho, la asimetría de la galaxia del Molinete parece ser debida a la interacción gravitatoria con estas galaxias menores.

En la imagen siguiente, que es un recorte de la fotografía que abre este artículo, pueden observarse algunas galaxias en el mismo campo, especialmente dos: NGC 5477, en la parte superior izquierda de la imagen y PGC 49919, por el centro y hacia la derecha, un poco por encima y a la derecha de una estrella brillante (SAO 28976). NGC 5477 es una de las galaxias del Grupo M101, pero PGC 49919 no, es una galaxia más lejana que M101 y que no tiene nada que ver con su grupo. Por el centro y hacia la izquierda, un poco por debajo de otra estrella brillante (pero menos que SAO 28976), puede observarse otra galaxia que también está más lejos que M101 y que tampoco tiene nada que ver con su grupo, es PGC 2464645.

M101 16_07_2018 Querol_b

M101

Otra consecuencia de la interacción gravitatoria de M101 con sus galaxias satélites, es la multitud de las denominadas regiones HII diseminadas por sus brazos espirales. Estas zonas son enormes nubes de gas, prácticamente hidrógeno, ionizado (plasma) y muy brillantes, en las cuales hay una intensa formación de estrellas. En la fotografía anterior son las zonas brillantes que aparecen en los brazos espirales.

En el 2011, una estrella masiva de M101 acabó sus días explotando en una supernova, la cual fue denominada como SN 2011fe. Brilló tanto que destacaba perfectamente en M101. Esta supernova la estuve observando y la fotografié. En la siguiente fotografía, realizada desde Pujalt el 2 de octubre de 2011 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Meade DSI II Pro, he señalado la supernova SN 2011fe.

M101_SN2011fe 02_10_2011 Pujalt

M101 y la supernova SN 2011fe

Publicado en Cielo profundo, Galaxias | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

M63, La galaxia del Girasol

La galaxia del Girasol es una bonita galaxia espiral que se encuentra en el cielo en la constelación de los Perros de caza (Canes Venatici). M63 tiene una estructura especial de galaxia espiral, la llamada galaxia espiral fluculenta, en las que la espiral está formada por multitud de segmentos de brazos espirales.

En la siguiente fotografía, realizada desde Querol el 12 de julio de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, puede apreciarse esta estructura especial de galaxia espiral.

M63 12_07_2018 Querol

M63, La galaxia del Girasol

En la imagen pueden observarse galaxias mucho más débiles, especialmente una a la izquierda y hacia arriba y otra a la derecha.

La siguiente imagen es un recorte de la anterior, en la cual se aprecia mejor la estructura especial de los brazos espirales.

M63 12_07_2018 Querol_b

M63

La galaxia del Girasol fue descubierta en 1779 por el astrónomo francés Pierre Méchain y poco después Messier la incluyó en su famoso catálogo con el número 63.

M63 pertenece al grupo de galaxias de M51 (la galaxia del Remolino), con la cual, parece ser, que interactúa gravitacionalmente.

Como M51, su distancia no está clara, pero muchos astrónomos la sitúan a unos 27 millones de años luz de distancia. En cuanto al tamaño, es similar a la Vía Láctea, unos 100000 años luz de diámetro.

En la siguiente fotografía, realizada desde Querol el 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, está indicada la ubicación en el cielo de esta galaxia. Como puede observarse, está entre la estrella Cor Caroli de Canes Venatici y Alkaid de la Osa Mayor (como M51, pero en este caso más cerca de Cor Caroli).

Localizacion M63 16_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de M63

Publicado en Cielo profundo, Galaxias | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

M51, La galaxia del Remolino

En la constelación de Canes Venatici (Perros de caza), muy cerquita de la Osa Mayor, se encuentra una de las galaxias espirales más bellas, el objeto Messier M51, conocido como la galaxia del Remolino (o del Torbellino).

M51 08_07_2018 Querol

M51, La galaxia del Remolino

En la fotografía anterior, realizada desde Querol el 8 de julio de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, puede verse esta hermosa galaxia, la cual, como se nos muestra de frente, se aprecia su perfecta estructura espiral.

M51 son en realidad dos galaxias que están en colisión: NGC 5194 (o M51A), la galaxia espiral mayor y NGC 5195 (o M51B), la galaxia lenticular más pequeña. Las dos galaxias llevan millones de años en esta danza cósmica y M51A se está “comiendo” literalmente a M51B.

El 13 de octubre de 1733 Charles Messier descubrió M51A, pero la describió como una nebulosa sin estrellas. En 1781 el también francés y conocido de Messier, Pierre Méchain, descubrió su acompañante NGC 5194. Ambos describieron el conjunto como un sistema doble de nebulosas cada una con un centro brillante y se catalogó al conjunto como M51. No fue hasta 1845 en que el irlandés William Parsons, conde de Rosse, utilizando el mayor telescopio de la época (el Leviatán de Parsonstown, un reflector de 72 pulgadas o 1,8 m), descubrió la estructura espiral de M51. De hecho, esta galaxia fue la primera estructura espiral de una galaxia que se descubrió. Debido a este descubrimiento, M51 también se conoce como la galaxia Rosse.

La distancia a la que se encuentra M51 no está clara del todo, pero parece ser que es entre 15 y 37 millones de años luz, aunque muchos astrónomos la sitúan a 30 millones de años luz de distancia. Su tamaño tampoco está claro, aunque se sabe que es más pequeña que nuestra Vía Láctea. De todas maneras, se estima que tiene un tamaño de unos 65000 años luz.

En el mismo campo de M51 se encuentran otras galaxias mucho más lejanas. En la siguiente fotografía, que es un recorte de la anterior, la que mejor se aprecia es la galaxia espiral IC 4263, abajo de la fotografía y un pelín a la derecha que M51. Se ve mucho más pequeña, pero es que también está mucho más lejos (unos 125 millones de años luz). Si nos fijamos, arriba y a la izquierda de M51, hay un punto difuso, es la galaxia IC 4278 y un poco más arriba y más a la derecha se ve una estructura alargada y difusa también, es la galaxia IC 4277.

M51 08_07_2018 Querol_b

M51

Como he comentado al inicio del artículo, M51 se encuentra en el cielo en la constelación de los Perros de caza. Si bien está dentro de los límites de dicha constelación, M51 está más cerca del asterismo de la Osa Mayor que no del de los Perros de caza. En concreto se encuentra a unos 3º de Alkaid (η UMa), la primera (o última) estrella de la Osa Mayor, como puede verse en la siguiente imagen, realizada desde Querol el 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85.

Localización M51 16_06_2018 Querol

Ubicación de M51

En 2011, una estrella muy masiva de M51 acabó sus días explotando en una supernova, la cual fue denominada SN 2011dh. Brilló tanto que destacaba perfectamente en M51. Yo la estuve observando e incluso la fotografié; la siguiente fotografía la realicé desde el cielo urbano de Barcelona el día 8 de julio de 2011, con un telescopio reflector Celestron 150/750 y una cámara Meade DSI II Pro. En ella he señalado la supernova SN 2011dh.

M51_SN2011dh 08_07_2011 Barcelona

M51 y la supernova SN 2011dh

Para acabar, reflexionemos un poco. Si M51 está a unos 30 millones de años luz de distancia, significa que la estamos viendo tal como era hace unos 30 millones de años, su luz salió en el Oligoceno, cuando, si bien ya habían primates aquí en la Tierra, todavía quedaban unos cuantos millones de años para los primeros homínidos. Así, hoy día probablemente su aspecto será diferente, por lo que, ¿se habrá “comido” M51A a M51B? Y en cuanto a la supernova SN 2011dh, en realidad esta estrella no explotó en el 2011, sino hace 30 millones de años.

 

Publicado en Cielo profundo, Galaxias | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Localizar constelaciones (I)

Una vez hemos situado los cuatro puntos cardinales en el cielo, el siguiente paso es localizar las constelaciones. Como ya he comentado en otros artículos, las aplicaciones de los smartphones nos permiten conocer el cielo que estamos viendo en esos momentos, pero nunca será lo mismo, al menos para los amantes de la astronomía, el poder identificar por uno mismo lo que se está viendo en el cielo. Además, lo que veamos con un smartphone se nos olvidará al día siguiente, mientras que si vamos aprendiendo la localización de las constelaciones, estrellas y objetos por nosotros mismos, lo recordaremos toda la vida.

En el artículo anterior, Orientarse en el cielo, expliqué cómo encontrar fácilmente el norte celeste a partir de las constelaciones Osa Mayor y Casiopea, pero estas dos constelaciones, muy fáciles de encontrar y visibles en cualquier cielo, sea oscuro o urbano, nos permiten encontrar otras constelaciones. Empecemos con la Osa Mayor.

Si arqueamos las dos últimas (o primeras) del famoso asterismo de la Osa Mayor, el Gran Carro, Mizar (ζ UMa) y Alkaid (η UMa), llegamos a una estrella bastante brillante, Arturo (α Boo), la estrella más brillante de la constelación Boyero.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de junio de 2018, con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, nos muestra este camino que parte de Mizar y Alkaid y nos lleva a Arturo.

Mizar_Alkaid_Arturo

Mizar-Alkaid-Arturo

Una vez en Boyero podemos localizar fácilmente la Cabellera de Berenice, la Corona Boreal, Hércules y la parte oriental de la Serpiente, constelación divida en dos y separada por la enorme Ofiuco. En la siguiente fotografía, hecha desde Sant Llorenç de la Muga, en el Alt Empordà (Gerona), el día 3 de mayo de 2014 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, pueden verse estas constelaciones.

Zona Boyero 03_05_2014 Sant Llorenç M

Constelaciones zona Boyero

Si prolongamos el arco Mizar-Alkaid-Arturo, llegamos a otra estrella brillante, Spica (α Vir), la estrella más brillante de Virgo, como puede verse en la fotografía siguiente, realizada desde Querol el día 16 de junio de 2018, con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85.

Mizar_Alkaid_Arturo_Spica

Mizar-Alkaid-Arturo-Spica

A partir de Virgo podemos localizar fácilmente el Cuervo, el Cráter, Libra, el Sextante, Hydra y Leo, aunque esta última es bastante fácil de encontrar. En las dos fotografías siguientes, realizadas ambas desde Sant Llorenç de la Muga el día 2 de mayo de 2014 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, pueden verse estas constelaciones.

En las fotografías anteriores puede verse que en esos día teníamos a Marte en Virgo y a Saturno en Libra.

La Osa Mayor nos permite encontrar otras constelaciones. Así, una vez hemos localizado la Polar y la Osa Menor, entre las dos osas se encuentra una larga pero escurridiza constelación, el Dragón, y a la derecha de la Osa Menor y el Dragón otra constelación escurridiza, Cefeo, con su característica forma de la típica casita que hemos dibujado todos de niños. En la siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, podemos ver estas constelaciones.

Zona Dragon 16_06_2018 Querol

Constelaciones zona Dragón

Publicado en Observar el cielo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Orientarse en el cielo

Como comenté en el artículo anterior (A simple vista), lo primero que cualquier aficionado a la astronomía debe aprender es conocer las constelaciones y sus estrellas principales, conocer en definitiva el cielo.

Como también se menciona en el mismo artículo, hoy día existen unas cuantas aplicaciones de smartphone que nos permiten saber el cielo de cualquier día del año, a cualquier hora y en cualquier lugar de la Tierra. Pero, si bien dichas aplicaciones son de gran utilidad, está claro que, si realmente te gusta la astronomía, deseas conocer por ti mismo qué es lo que estás viendo al levantar la cabeza hacia arriba en una noche cualquiera.

La primera tarea es orientarse, saber dónde está el norte y, a partir de ahí, poder ir localizando las diferentes constelaciones. Los que vivimos en el hemisferio norte lo tenemos bastante fácil, ya que existe una estrella que casi coincide con el Polo Norte celeste, la Estrella Polar, Polaris o simplemente Polar y que es observable durante todo el año y desde cualquier cielo. Esta estrella se conoce desde la antigüedad y durante siglos ha servido a la orientación de los navegantes.

La Estrella Polar es la estrella más brillante de la constelación de la Osa Menor, es por eso que su denominación es α UMi (las estrellas, si bien muchas tienen nombres propios, se denominan con letras griegas y en orden, empezando por la más brillante, α, luego la siguiente más brillante, β, …, seguido de la abreviación, en latín, de la constelación a la que pertenecen; en nuestro caso UMi es la abreviación de Ursa Minor, Osa Menor).

La Osa Menor es una constelación de estrellas débiles de la que en cielos urbanos solamente se ven las tres más brillantes (α, β y γ). En cielos oscuros se ven todas, pero es una constelación que cuesta de ver. Es por ello que para localizar la Estrella Polar lo mejor es ayudarse de la Osa Mayor, en concreto de su famoso asterismo, el Gran Carro, fácilmente localizable y del cual son visibles y desde cualquier cielo sus siete estrellas.

Ubicacion Polar

Localización de la Polar a partir de la Osa Mayor

Si prolongamos la línea que une las dos estrellas más brillantes de la Osa Mayor, Merak (β UMa) y Dubhe (α UMa) un poco más de cinco veces, nos encontramos con la Estrella Polar. No coincide exactamente, pero casi, como puede verse en la fotografía anterior, realizada desde Querol el 16 de junio de 2018, con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85. De todas maneras, aunque no coincida, la Estrella Polar es bastante brillante y es fácil de verla prolongando la línea Merak-Dubhe.

Otra manera de localizar la Estrella Polar es a partir de la Osa Mayor y Casiopea, constelación muy característica por su forma de M o de W, depende de la época del año, y que también puede verse desde cualquier cielo, oscuro o urbano, pues la Osa Menor se encuentra entre las dos constelaciones.

En concreto, si trazamos una línea recta entre la estrella Alioth (ε UMa) y Cih (γ Cas), la Polar se encuentra en el centro de dicha línea, como puede verse en la siguiente fotografía, realizada también desde Querol el mismo día y con la misma cámara y objetivo que la anterior.

Ubicacion Polar_2

Localización de la Polar a partir de la Osa Mayor y Casiopea

Variacion Osa Mayor

Variación de la posición de la Osa Mayor a lo largo del año

La Osa Mayor, si bien es una constelación circumpolar, va variando su posición alrededor de la Estrella Polar a lo largo del año, como puede verse en la ilustración de la izquierda.

De esta manera, la Osa Mayor no es visible en otoño y no puede utilizarse en esta época del año para localizar la Estrella Polar.

En la siguiente imagen, realizada desde Cercs (en el Berguedà, Barcelona) el 2 de noviembre de 2013, con una cámara Canon EOS 30D y un objetivo Sigma 17-70, puede verse que la Osa Mayor está muy baja y prácticamente no se ve, por lo que no se puede utilizar para ubicar la Estrella Polar durante el otoño.

Zona Osa Menor Sant Corneli 02_11_2013

En otoño la Osa Mayor está muy baja

Pero en esa época, por encima de la Osa Menor tendremos a Casiopea, que con su forma de M nos ayudará a encontrar la Polar, ya que dicha constelación “apunta” de alguna manera a α UMi.

En concreto, si consideramos la bisectriz del ángulo que forman las dos estrellas de los extremos de Casiopea, Caph (β Cas) y Segin (ε Cas) con la Estrella Polar, es una recta que pasa por Cih y la Polar, que como ya hemos visto, su prolongación pasa también por Alioth, no visible en esta época del año.

La siguiente imagen, realizada también desde Cercs el mismo día y con la misma cámara y objetivo que la anterior, muestra esta última manera de localizar la Polar.

Zona Cefeo Sant Corneli 02_11_2013

Localización de la Polar a partir de Casiopea

Publicado en Observar el cielo | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Asteroide 2014 JO25

En mayo de 2014, el programa de investigación Catalina Sky Survey, de la universidad de Arizona (Estados Unidos) y dedicado a la búsqueda de cometas, asteroides y otros objetos próximos a la Tierra cuyas órbitas pueden coincidir con las de nuestro planeta, descubrió un asteroide del grupo NEO. Éstos, del inglés Near Earth Object (objeto cercano a la Tierra), son cometas y asteroides que por diversos motivos han sido modificadas sus órbitas, entrando en las cercanías de la Tierra y haciéndolos potencialmente peligrosos por la posibilidad de colisión con nuestro planeta. De todas maneras no significa que vayan a impactar con la Tierra, pero sí existe la posibilidad y por ello son estudiados.

El asteroide 2014 JO25 tiene un tamaño de unos 650 metros de diámetro y tuvo su máximo acercamiento a nuestro planeta el 19 de abril de 2017, pasando a tan solo 1,8 millones de kilómetros de la Tierra (menos de cinco veces la distancia Tierra-Luna).

La animación siguiente está hecha a partir de un vídeo realizado por José Muñoz Reales desde Hospitalet de Llobregat el 20 de abril de 2017, el cual lo hizo a partir de 225 imágenes individuales.

2014_JO25 20_04_2017

Asteroide 2014 JO25

El último objeto de tamaño considerable que pasó cercano a la Tierra se produjo en el año 2004 y fue el asteroide 4179 Toutatis, de unos cinco kilómetros de diámetro, que el 28 de septiembre de ese año pasó a tan solo un millón y medio de kilómetros de la Tierra.

El próximo objeto que pasará cercano a la Tierra se producirá en el año 2027 y será el asteroide 1999 AN10, de unos 800 metros de diámetro, que pasará a tan solo unos 380000 km de la Tierra, es decir, la distancia que nos separa de la Luna.

Publicado en Cuerpos menores, El Sistema Solar, Los asteroides | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El cinturón de Kuiper y la nube de Oort

El cinturón de Kuiper y la nube de Oort son dos regiones del Sistema Solar situadas más allá de Neptuno y que contienen multitud de cuerpos menores. Como estos cuerpos orbitan más allá de la órbita de Neptuno, reciben el nombre de objetos transneptunianos (TNO).

El cinturón de Kuiper

El cinturón de Kuiper es una región elipsoide situada más allá de la órbita de Neptuno (entre 30 y 100 UA del Sol) y en el plano de la eclíptica (aunque algunos objetos del cinturón tienen órbitas inclinadas respecto a la eclíptica, como Plutón), que contiene multitud de pequeños cuerpos helados orbitando alrededor del Sol. Es parecido al cinturón de asteroides, pero unas 20 veces mayor y se piensa que es la fuente de cometas de periodo corto.

Cinturon de Kuiper

El cinturón de Kuiper

Su nombre es en honor a Gerard Kuiper, astrónomo estadounidense que predijo su existencia en 1951. Kuiper dijo que más allá de Neptuno, el material que hubiera estaba muy lejano como para formar un planeta. En su lugar, decía, únicamente habría una serie de objetos helados que, de tanto en tanto, alguno de ellos se acercaría al Sol convirtiéndose en un cometa. Esta idea fue muy bien acogida por los astrónomos, pues explicaba porqué no habían planetas grandes más allá de Neptuno y de dónde provenían los cometas. Pero hasta entonces sólo se conocía en aquella zona la existencia de Plutón, considerado entonces como un planeta y hoy día como planeta enano y no fue hasta 1992, que se descubrió el primero de estos objetos (1992 QB1) por un equipo de la Universidad de Hawai.

Desde entonces se han descubierto muchos objetos de entre 100 y 1000 Km de diámetro en el cinturón de Kuiper (se estima que puede albergar 100000 objetos). Pero a partir de 2003 se han descubierto objetos de tamaño mayor, como Quaoar, más pequeño que Plutón pero más grande que su satélite Caronte y Orcus, posibles candidatos a ser planetas enanos, así como Eris, Makemake y Haumea que, junto con Plutón y Ceres (este último en el cinturón principal), son los cinco planetas enanos actualmente reconocidos como tal.

La nube de Oort

La nube de Oort es una enorme región esférica en los límites del Sistema Solar que podría contener billones de cuerpos menores helados. Sus dimensiones no están claras, pero se habla que empezaría entre las 2000 UA o 5000 UA y se extendería hasta 1 o 2 años luz, a un cuarto de distancia de la estrella más cercana al Sistema Solar, Próxima del Centauro.

También se le conoce como nube de Öptik-Oort en honor a Ernst Öptik (astrónomo estonio que en 1932 postuló una teoría según la cual, los cometas orbitaban en una nube que se encontraba más allá de la órbita de Plutón) y Jan Oort, astrónomo holandés que en 1950 corroboró, mediante una serie de estudios orbitales y análisis estadísticos, que dicha nube existía. Hoy día ningún astrónomo niega su no existencia.

Nube Oort

La nube de Oort

La nube de Oort se compone de dos regiones, la nube de Oort interna, conocida también como nube de Hills, en honor al astrónomo Jack G. Hills que fue quien propuso su existencia en 1982, en forma de toroide (similar a un donut) y la nube de Oort externa, de forma esférica.

De tanto en tanto, alguno de estos objetos son impulsados hacia el interior del Sistema Solar, convirtiéndose en cometas de periodo largo, con órbitas elípticas muy excéntricas; pero otros se acercan con trayectorias parabólicas o hiperbólicas, de manera que se acercan una vez al Sol y no vuelven más, son los cometas no periódicos.

Pero además de cometas (núcleos), en la nube de Oort se encuentran cuatro objetos conocidos: 2000 CR105, 2006 SQ372, y 2008 KV42 y Sedna, posible candidato a planeta enano.

Publicado en Cuerpos menores, Cuerpos menores en geneal, El Sistema Solar | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Las Táuridas

Tauridas 07_11_2015 Querol_a

Táurida

Las Táuridas se producen cuando la Tierra pasa por la órbita del cometa Encke, oficialmente cometa 2P/Encke, el cometa de periodo más corto (3,3 años). Este cometa fue visto por primera vez por el astrónomo francés Pierre François André Méchain en 1786, pero no fue reconocido como cometa hasta 1819 por el astrónomo alemán Johann Franz Encke.

La fotografía de la izquierda, hecha desde Querol el 7 de noviembre de 2015 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra una Táurida.

Debido a que el cometa Encke deja una estela de material muy amplia, hay dos lluvias de Táuridas, las Táuridas sur, que se producen desde mediados de septiembre hasta mediados de noviembre, con máximo a mediados de octubre y las Táuridas norte, que se producen entre mediados de octubre y mediados de diciembre, con máximo a mediados de noviembre. Cada una de ellas coincide con el paso de la Tierra por las dos ramas más densas de los restos dejados por el Encke.

Tauridas 07_11_2015 Querol_b

Táurida

Las Táuridas se denominan así porque su radiante está en la constelación de Tauro.

Las Táuridas, que no son tan espectaculares como otras en el sentido de que aparecen con una media de unas 7 por hora (las Perseidas tienen una media de unas 60 por hora), tienen sin embargo otra característica que sí las hace espectaculares, y es que producen meteoros lentos y muy brillantes, las llamadas bolas de fuego, a veces incluso con sonido.

La fotografía de la derecha, hecha también desde Querol el mismo día y con la misma cámara y objetivo que la anterior, muestra otra Táurida.

Publicado en Cuerpos menores, El Sistema Solar, Los meteoroides | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios