El movimiento aparente del Sol

La Tierra, y el resto de los planetas, orbitan alrededor del Sol siguiendo unas trayectorias elípticas que están todas más o menos todas en el mismo plano, llamado el plano de la eclíptica (ver los movimientos de los planetas). Pero aparentemente, y desde la Tierra, nos da la sensación de que el Sol gira en nuestro entorno describiendo una trayectoria circular en la esfera celeste. Esta trayectoria aparente que realiza el Sol en la esfera celeste a lo largo de un año, y que es debida al movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol, se llama eclíptica.

mov_aparente sol_b

Movimiento aparente del Sol a lo largo del día

Pero a lo largo del día, y debido a la rotación de la Tierra sobre su eje, también nos da la sensación de que el Sol gira alrededor de la Tierra: cada mañana sale por el este, recorre un arco subiendo en el cielo hacia el sur hasta que llega al meridiano del lugar (el meridiano celeste que pasa por el cenit del observador), llegando en este momento al punto más alto en el cielo (al mediodía) y, por la tarde, baja hasta que se pone por el oeste.

Sin embargo, este movimiento del Sol no es el mismo a lo largo del año, en verano está más alto y en invierno está más bajo.

mov_aparente sol

Movimiento aparente del Sol a lo largo del año

En concreto, en el solsticio de verano es cuando el Sol está más alto, los puntos del arco de su recorrido están más al norte, mientras que en el solsticio de invierno es cuando el Sol está más bajo, los puntos del arco de su recorrido están más al sur (esto en el hemisferio norte, en el sur es al revés). En los equinoccios el Sol llega a una altura intermedia.

Esto hace que las sombras que produce el Sol sean diferentes a lo largo del año. En el solsticio de invierno, como el Sol es cuando está más bajo, las sombras son largas, las más largas del año; a partir de aquí, el movimiento del Sol va subiendo en el cielo y las sombras se van acortando hasta el solsticio de verano, cuando el Sol está más alto y, por tanto, las sombras son las más cortas del año. Pasado este momento, el Sol va bajando y las sombras se van alargando hasta llegar de nuevo al solsticio de invierno.

Esfera celeste_3

La esfera celeste y la eclíptica

Esto es debido a que el eje de la Tierra está inclinado respecto al plano de la eclíptica, en concreto tiene una inclinación de 23º27′. Esta inclinación del eje terrestre hace que, en la esfera celeste, la eclíptica no sea paralela al ecuador celeste, sino que tenga una inclinación también de 23º27′ respecto al ecuador celeste.

Como consecuencia, la eclíptica y el ecuador celeste interseccionan en dos puntos: en el equinoccio de primavera, llamado punto Aries y en el equinoccio de otoño, llamado punto Libra. En el punto Aries (equinoccio de primavera), el Sol está sobre el ecuador celeste y, a partir de aquí, sube en la esfera celeste a lo largo de la eclíptica por el hemisferio norte celeste, hasta llegar a su punto más alto en el solsticio de verano. En estos momentos empieza el verano en el hemisferio norte y el invierno en el sur. A partir de aquí, el Sol va bajando en la esfera celeste siguiendo la eclíptica hasta que vuelve a interseccionar con el ecuador celeste en el equinoccio de otoño (punto Libra). Pasado este punto, el Sol sigue bajando siguiendo la eclíptica por el hemisferio sur celeste hasta llegar a su punto más bajo en el solsticio de invierno. En estos momentos empieza el invierno en el hemisferio norte y el verano en el sur. Desde aquí, el Sol empieza a subir en la esfera celeste por el hemisferio sur celeste a lo largo de la eclíptica, hasta que vuelve a interseccionar de nuevo con el ecuador celeste en el equinoccio de primavera.

Publicado en El Sistema Solar, El Sol | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Las constelaciones circumpolares

Las estrellas y constelaciones circumpolares son aquellas que siempre las vemos, no se ponen nunca, las podemos ver a cualquier hora del día (si no fuera por el Sol también las veríamos de día) y cualquier día del año. Se llaman así porque parecen que, en el hemisferio norte, giren en torno a la estrella Polar.

Debido a la rotación terrestre, nos da la sensación de que toda la esfera celeste gira en torno a los polos celestes; da la sensación de que todas las estrellas hacen un giro completo en 24 horas, incluso la estrella Polar, que no está situada exactamente en el Polo Norte Celeste, describe una circunferencia alrededor del polo, aunque es prácticamente inapreciable.

Dependiendo de la latitud en la que nos encontremos, habrán unas estrellas que saldrán, describirán un arco en el cielo y finalmente se pondrán, mientras que habrán otras, las circumpolares, que describirán una circunferencia alrededor del polo celeste, ni saldrán ni se pondrán.

En el polo norte la estrella Polar está situada en el cenit y todas las estrellas son circumpolares, todas describen una circunferencia paralela al horizonte, de manera que ninguna estrella ni sale ni se pone y, por tanto, tampoco aparecen nuevas estrellas. En el polo sur tendríamos algo parecido, pero sin ninguna estrella en el cenit.

mov_aparente_pol

En el polo norte

En el ecuador las estrellas describen semicírculos de manera que, todas las estrellas salen y se ponen, excepto la estrella Polar, que está en el horizonte.

mov_aparente_eq

En el ecuador

En una latitud intermedia, habrán estrellas que describirán círculos alrededor del polo, las circumpolares, mientras que habrán otras que saldrán y se pondrán.

mov_aparente_temp

En una latitud intermedia

En una latitud intermedia, las estrellas y constelaciones circumpolares y no circumpolares dependerán de la latitud a la que nos encontremos. Así por ejemplo, en mi latitud, Barcelona (41º N), todas las estrellas que se encuentran a menos de 41º del Polo Norte Celeste son circumpolares, mientras que las que se encuentran a más de 41º salen por el este, describen un arco hacia el sur y se ponen por el oeste.

En estas latitudes, las constelaciones circumpolares son seis: Osa Menor, Osa Mayor, Dragón, Casiopea, Jirafa y Cefeo, si bien algunas estrellas de la Osa Mayor que están a más de 41º del Polo Norte Celeste, no se ven durante el otoño.

Circumpolares

Constelaciones circumpolares a unos 41º N

Las fotografías siguientes, realizadas ambas con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, la de la izquierda desde Puerto de la Cruz, Tenerife, el día 25 de agosto de 2014 y la de la derecha desde Querol el día 17 de junio de 2018, muestran estas constelaciones circumpolares.

Pero debido a la traslación terrestre, la posición de las estrellas a lo largo del año a una misma hora va variando a lo largo del año (ver el artículo los movimientos aparentes de los objetos del cielo) de manera que, si miramos una misma estrella circumpolar todos los días del año a la misma hora, observaremos que dará un giro completo alrededor del polo celeste.

Circumpolares

Movimiento anual de las constelaciones circumpolares

Una foto de larga exposición apuntando a la estrella Polar (o al Polo Sur Celeste), mostrará las trazas de las estrellas circumpolares como circunferencias concéntricas con el centro la estrella Polar. Bien, en realidad lo que saldrán serán arcos de circunferencia, ya que, para que salieran circunferencias completas la foto habría de durar 24 horas.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 7 de noviembre de 2015 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra el movimiento aparente de las circumpolares durante 43 minutos. Las dos líneas rectas que se observan son de dos Táuridas.

Circumpolares 07_11_2015 Querol

Trazas circumpolares durante 43 minutos

Las dos siguientes fotografías son las instantáneas correspondientes al minuto 1 (izquierda) y 43 (derecha) de la imagen anterior.

A continuación un time lapse realizado a partir de las fotografías utilizadas para hacer la de las trazas, donde se muestran los 43 minutos resumidos en 8 segundos. Pueden verse también el paso de las Táuridas.

Animacion circumpolares 07_11_2015 Querol

43 minutos en 8 segundos

Publicado en Constelaciones, Estrellas y constelaciones | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

M21, Un cúmulo abierto en Sagitario

Cuando miramos hacia Sagitario, estamos mirando hacia el centro de la Galaxia. Es por ello que en esta zona hay una alta densidad de estrellas, pero también hay diversos objetos de cielo profundo: nebulosas y cúmulos estelares. Es más, desde nuestra perspectiva terrestre, algunos de estos objetos los podemos encontrar en el mismo campo, pareciendo que entre ellos están cerca cuando realmente no lo están. Es el caso de la nebulosa Trífida, M20, y del cúmulo abierto M21, del cual tratamos en este artículo.

La imagen siguiente, que es un recorte de una fotografía realizada desde Querol el día 6 de agosto de 2016 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Canon EOS 550D, muestra estos dos objetos de cielo profundo (el cúmulo M21 está por encima y hacia la izquierda de la nebulosa).

M20 06_08_2016 Querol

M20 y M21

Como he comentado, aunque desde la Tierra los vemos cerca entre ellos, realmente no lo están. De hecho, M21 se encuentra a una distancia de nosotros de unos 4250 años luz, mientras que la nebulosa Trífida está algo más lejos, a unos 5500 años luz de distancia.

M21 es un cúmulo abierto, esto es, un grupo de estrellas relativamente jóvenes (en este caso de unos 4,6 millones de años) que se formaron al mismo tiempo de la misma nebulosa y que todavía están cercanas entre ellas. Sin embargo, no queda nada de la nebulosa que formó este cúmulo, ya que se ha ido dispersando con el tiempo.

No es un cúmulo muy grande, ya que parece ser que contiene 57 estrellas y, aunque no es visible a simple vista (o es muy complicado), es fácil de observar con unos prismáticos o con un pequeño telescopio.

La imagen siguiente es otro recorte de la imagen anterior, mostrando en éste únicamente el cúmulo abierto M21.

M21 06_08_2016 Querol

Cúmulo abierto M21

M21, que también está incluido en el catálogo NGC como NGC 6531, fue descubierto por Charles Messier en 1764, a la vez que otros objetos de esta zona.

La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 17 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de este cúmulo abierto.

Zona Sagitario 17_06_2018 Querol

Ubicación de M21

En la fotografía también podemos observar los planetas Júpiter y Saturno y el enorme asteroide (o protoplaneta) Vesta.

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

IC 5070, La nebulosa Pelícano

En la constelación del Cisne, y en concreto en la zona de su estrella más brillante, Deneb (α Cyg), hay una región H II (enorme nube de polvo y gas, prácticamente hidrógeno, ionizado por la radiación recibida por alguna o algunas estrellas cercanas; esta ionización de los átomos de la nube hace que ésta brille y, por tanto, emita luz), en la cual, como en todas ellas, hay una intensa formación de estrellas.

De esta región H II forman parte dos nebulosas de emisión muy conocidas, la enorme nebulosa Norteamérica, NGC 7000, y la nebulosa Pelícano, IC 5070, de la cual trata este artículo.

Si bien se suele hablar de la nebulosa Pelícano como el objeto IC 5070, también la podemos encontrar por IC 5067, ya que, realmente, esta nebulosa está formada por ambos objetos IC.

La nebulosa Pelícano es más pequeña que la nebulosa Norteamérica (unos 30 años luz de diámetro) y se encuentra a una distancia de nosotros de unos 2000 años luz.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 2 de agosto de 2016 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Canon EOS 550D, es de esta nebulosa de emisión.

IC 5070 02_08_2016 Querol

IC 5070, La nebulosa Pelícano

Las nebulosas Norteamérica y Pelícano están separadas por una zona oscura denominada el Gofo de México. En la foto puede observarse esta zona oscura que separa las dos nebulosas y un poco de la Norteamérica (por encima de la nebulosa Pelícano, en la zona superior de la fotografía).

Se le llama nebulosa Pelícano porque su forma recuerda esta ave. De hecho, unas nubes de polvo oscuro, esto es, nebulosas oscuras, son las que delimitan el pico y el ojo del pelícano.

Esta nebulosa la descubrió William Herschel a finales del siglo XVIII. En realidad, descubrió a la vez la Norteamérica y la Pelícano.

IC 5070, al igual que NGC 7000, se encuentra en el cielo en la constelación del Cisne, muy cerquita de Deneb. La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 17 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de esta nebulosa.

Ubicacion IC 5070 17_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de la nebulosa Pelícano

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

M43, La nebulosa De Mairan

La espada de Orión está formada por una serie de nebulosas y cúmulos abiertos. Contiene los cúmulos abiertos NGC 1980 y 1981, en los dos extremos de la espada y la nebulosa del hombre corriendo y la Gran nebulosa de Orión en el centro.

La Gran nebulosa está formada por dos nebulosas, la gran y espectacular M42 y la más pequeña M43, conocida como la nebulosa De Mairan e incluida también en el catálogo NGC como NGC 1982.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de enero de 2016 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Canon EOS 70D, muestra estos objetos de cielo profundo que forman la espada de Orión.

Espada de Orion 16_01_2016 Querol

Espada de Orión

M43 fue descubierta por el astrónomo francés Jean-Jacques Dortous de Mairan (de ahí su nombre) en el siglo XVIII y en un principio se la consideraba como una nebulosa independiente de M42. Pero en realidad M43 está separada de M42 por un filamento de polvo oscuro, hecho que hace que parezcan dos objetos independientes, pero ambas forman parte de la misma nebulosa.

La siguiente imagen, que es un recorte de la anterior, muestra con más detalle la nebulosa De Mairan y el filamento oscuro que la separa de M42.

M43 16_01_2016 Querol

M43, La nebulosa De Mairan

En el centro de M43 hay una estrella, NU Ori (también conocida como HD 37061), que es la que ioniza los gases de la nebulosa y, por tanto, hace que brille (M43 es una nebulosa de emisión, como M42).

M43 se encuentra así en el cielo en la constelación de Orión y, como todo el gran complejo molecular de nebulosas de la zona centro de esta constelación y al cual pertenece también M43, se encuentra a una distancia de unos 1500 años luz.

La siguiente fotografía, realizada desde Pardines, en el Ripollès (Gerona), con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Sigma 17-70, muestra la ubicación en el cielo de las dos nebulosas que forman la Gran nebulosa de Orión.

Zona Orion 02_01_2014 Pardines

Ubicación en el cielo de M42 y M43

En esta otra imagen, realizada el mismo día, desde el mismo lugar y con la misma cámara y objetivo que la anterior, pero en este caso a 70 mm (la anterior es a 17 mm), se observa con más detalle la ubicación en Orión de esta nebulosa.

Orion sur 02_01_2014 Pardines

Ubicación de M43 en Orión

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

NGC 2023, Una nebulosa de reflexión en Orión

En Orión, entre el cinturón y la espada, nos encontramos con una serie de espectaculares nebulosas. Pero hay una en concreto que suele pasar desapercibida, la nebulosa catalogada como NGC 2023. Esta pequeña nebulosa (tiene unos 4 años luz de diámetro), pero a su vez una de las nebulosas más brillantes, es una nebulosa de reflexión que se encuentra muy cerca de la espectacular nebulosa Cabeza de caballo (Barnard 33) y ésta hace que se nos pase por alto.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de diciembre de 2017 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, muestra la espectacular nebulosa oscura Cabeza de caballo resaltando sobre la nebulosa de emisión IC 434 y, justo por debajo y un poco a la izquierda, nos encontramos con la nebulosa de reflexión NGC 2023.

IC434

IC 434, la nebulosa Cabeza de Caballo y NGC 2023

La estrella brillante a la izquierda de las nebulosas es Alnitak, la estrella de más a la izquierda (si estamos en el hemisferio norte), del cinturón de Orión (las tres Marías).

En el centro de la nebulosa NGC 2023 hay una estrella de tipo B (HD 37903) que es la causante del brillo de la nebulosa. La luz de esta estrella no tiene la suficiente energía como para ionizar el gas de la nebulosa y que ésta emita luz (nebulosa de emisión), pero sí que su luz se refleja en ella y por eso la vemos (nebulosa de reflexión).

La imagen siguiente es un recorte de la fotografía anterior y se puede apreciar mejor la estrella y la nebulosa, a pesar del aumento.

NGC 2023 16_12_2017 Querol

NGC 2023

Esta nebulosa, que fue descubierta por William Herschel a finales del siglo XVIII, forma parte del gran complejo molecular de nebulosas de la zona central de Orión y, como todo él, se encuentra a unos 1500 años luz de distancia.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de enero de 2016 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Canon EOS 70D, muestra algunas de estas nebulosas del gran complejo molecular de Orión, en este caso las que están próximas a Alnitak; en concreto se observan la nebulosa de la Flama (NGC 2024), la nebulosa Cabeza de caballo e IC 434 y la nebulosa que se trata en este artículo, NGC 2023.

Caballo_Flama 16_01_2016 Querol

NCG 2024, NGC 2023, B33 e IC 434

La fotografía siguiente, realizada desde Sant Joan de les Abadesses, en el Ripollès (Gerona) el día 14 de febrero de 2015 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de esta nebulosa.

Localizacion NGC 2023 14_02_2015 Sant Joan A

Ubicación en el cielo de NGC 2023

También puede observarse el cúmulo abierto M44, el Pesebre, el cual puede verse a simple vista en cielos oscuros, y a Júpiter, que esos días se encontraba por Cáncer.

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

NGC 1977, NGC 1975 y NGC 1973, La nebulosa del hombre corriendo

En la constelación de Orión, y especialmente en su zona centro, entre el cinturón y la espada de Orión, hay una serie de nebulosas que en realidad forman parte de un enorme complejo molecular de nebulosas que hay en la zona central de Orión. Entre ellas tenemos la Gran nebulosa de Orión (M42), la nebulosa cabeza de caballo (Barnard 33), la nebulosa de la flama (NGC 2024) o la nebulosa del hombre corriendo, de la que tratamos en este artículo.

La nebulosa del hombre corriendo está formada en realidad por tres nebulosas de reflexión (NGC 1977, NGC 1975 y NGC 1973) separadas por una nebulosidad más oscura y que es la que recuerda a un hombre corriendo. De todas maneras, se suele hablar de NGC 1977 como de toda la nebulosa.

La nebulosa del hombre corriendo se encuentra en la espada de Orión, muy cerquita de la Gran nebulosa (M42), y como ésta, puede verse a simple vista como una nebulosidad difusa. El hecho de estar tan cerca de M42 hace que muchas veces pase desapercibida, ya que mirar la Gran nebulosa, aunque sea con un pequeño telescopio o con unos prismáticos, hipnotiza y no nos hace ver nada más.

La siguiente imagen, que es un recorte de una fotografía de la espada de Orión, realizada desde Querol el día 16 de enero de 2016 con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Canon EOS 70D, muestra la nebulosa del hombre corriendo y la espectacular Gran nebulosa de Orión (M42 y M43).

M42 16_01_2016 Querol

La nebulosa del hombre corriendo y la gran nebulosa de Orión

Como todo el gigante complejo molecular de nebulosas del centro de Orión, la nebulosa del hombre corriendo se encuentra a unos 1500 años luz de distancia de nosotros.

En la siguiente imagen, que es otro recorte de la foto de la espada de Orión, se pueden apreciar mejor las distintas partes de esta nebulosa: NGC 1977 es la nebulosa más grande y es la que está más a la derecha de la foto; separada por la zona oscura (el hombre corriendo) y hacia la izquierda, nos encontramos con NGC 1975 y 1973, la primera por debajo y la segunda por encima, envolviendo a una estrella.

NGC 1973_5_7 16_01_2016 Querol

Nebulosa del hombre corriendo

La nebulosa más grande, NGC 1977, fue descubierta por William Herschel en 1786, mientras que las otras dos más pequeñas (NGC 1973 y NGC 1975), las descubrió el astrónomo francés Heinrich Louis d’Arrest un siglo después.

La siguiente fotografía, realizada desde Sant Joan de les Abadesses, en el Ripollès (Gerona), el día 14 de febrero de 2015 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de esta nebulosa de reflexión.

Localizacion NGC 1977 14_02_2015 Sant Joan A Canon EOS 70D + Canon 15-85

Ubicación de la nebulosa del hombre corriendo

En esta otra imagen de gran campo, realizada desde Cornellà de Llobregat el día 10 de enero de 2015 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Sigma 70-300, se muestra con más detalle la ubicación en la espada de Orión de esta nebulosa. En ella vemos también, además de la brillante M42, la nebulosa de la Flama, en el extremo izquierdo del cinturón formado por las tres Marias (Alnitak, Alnilam y Mintaka).

Orion inferior 10_01_2015 Cornella

Orión centro-inferior

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

M52, Un cúmulo abierto en Casiopea

En la zona de Casiopea encontramos diversos objetos de cielo profundo, en concreto cúmulos estelares y nebulosas, los cuales algunos los podemos encontrar en el mismo campo visual. Tal el el caso de la nebulosa de la Burbuja (NGC 7635) y el cúmulo abierto M52, del cual va este artículo.

En la siguiente fotografía, hecha desde Querol el 18 de noviembre de 2017 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, pueden verse la nebulosa, hacia el centro y a la izquierda y el cúmulo, arriba y a la derecha.

NGC7635

NGC 7635 y M52

M52, incluido también en el catálogo NGC (NGC 7654), es un cúmulo abierto formado por unas 200 estrellas que se encuentra más cercano de nosotros que la nebulosa de la Burbuja, a unos 5000 años luz de distancia (la nebulosa de la Burbuja está a unos 8000 años luz de distancia); el hecho de que se nos presenten NGC 7635 y M52 en el mismo campo no significa que entre ellos estén cerca, los vemos así desde nuestra perspectiva terrestre, ya que entre ellos están lejanos.

La siguiente imagen es un recorte de la fotografía anterior y en ella podemos apreciar mejor este cúmulo estelar.

M52 18_11_2017 Querol

Cúmulo abierto M52

M52 es un cúmulo no difícil de localizar que puede observarse con unos prismáticos, si bien lo que vemos con ellos es una nube difusa. Pero con un telescopio pequeño-mediano ya podemos resolver las estrellas que lo forman.

Este cúmulo lo descubrió Charles Messier en 1774, quien lo incluyó en su catálogo con el número 52.

La siguiente fotografía, realizada desde Pujalt el día 6 de noviembre de 2010 con una cámara Canon EOS 30D y un objetivo Sigma 17-70, muestra la ubicación en el cielo de este cúmulo estelar. En ella podemos ver también M31, la galaxia de Andrómeda y el doble cúmulo de Perseo, visibles a simple vista desde cielos oscuros, así como la Vía Láctea atravesando el centro de la fotografía de arriba a abajo.

Localizacion M52 06_11_2010 Pujalt

Ubicación en el cielo del cúmulo abierto M52

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

NGC 6939, Un cúmulo abierto en Cefeo

NGC 6939 es un cúmulo abierto, esto es, un grupo de estrellas de la misma edad que se formaron de la misma nebulosa. Normalmente, los cúmulos estelares están formados por estrellas jóvenes (entre pocos millones de años y pocos cientos de millones de años) y que todavía permanecen relativamente cerca entre ellas. Pero en el caso de este cúmulo sus estrellas no son tan jóvenes, ya que tienen aproximadamente unos 1000 millones de años de edad, lo cual lo hace un cúmulo abierto raro.

En la siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 29 de septiembre de 2018 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, puede verse este cúmulo abierto (abajo y hacia la izquierda), pero además, hacia el centro y a la derecha, se ve la galaxia de los fuegos artificiales (NGC 6946).

NGC 6946_39 29_09_2018 Querol

NGC 6946, La galaxia de los fuegos artificiales y el cúmulo abierto NGC 6939

Este cúmulo está situado en el cielo en la constelación de Cefeo, casi en el límite de la constelación del Cisne. Si bien vemos este cúmulo y la galaxia de los fuegos artificiales en el mismo campo, aparentemente muy cerca entre ellos (como puede verse en la fotografía), realmente están muy lejos entre sí, ya que NGC 6939 se encuentra en nuestra galaxia a unos 5000 años luz de distancia de nosotros, y la galaxia de los fuegos artificiales está a unos 18 millones de años luz de nosotros, por lo que NGC 6946 está más o menos igual de lejos de nosotros que de NGC 6939.

La siguiente fotografía, que es un recorte de la foto anterior, muestra este cúmulo con más detalle.

NGC 6939 29_09_2018 Querol

Cúmulo abierto NGC 6939

NGC 6939 lo descubrió el astrónomo británico William Herschel en 1798 cuando descubrió la galaxia de los fuegos artificiales.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 16 de junio de 2018 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo del cúmulo abierto NGC 6939.

Ubicacion NGC 6939 16_06_2018 Querol

Ubicación en el cielo de NGC 6939

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

NGC 2237, La nebulosa Roseta y cúmulo NGC 2244

En la constelación del Unicornio (Monoceros), se encuentra una enorme y masiva nebulosa de emisión, la nebulosa Roseta (llamada así porque recuerda una rosa) y catalogada como NGC 2237, aunque también está incluida en el catálogo Caldwell como C49. Si bien cuando hablamos de NGC 2237 nos referimos a toda la nebulosa Roseta, en realidad consta de cuatro partes catalogadas en el New General Catalogue: NGC 2237, NGC 2238, NGC 2239 y NGC 2246. En el centro de la nebulosa hay un vacío de materia y en él hay un cúmulo abierto, NGC 2244, el cual está asociado a la nebulosa y también está incluido en el catálogo Caldwell como C50.

La siguiente fotografía, realizada desde Querol el día 5 de marzo de 2016, muestra esta bella nebulosa y el cúmulo asociado a ella.

NGC_2237 05_03_2016 Querol

NGC 2237, La nebulosa Roseta

Existe un poco de disparidad entre la distancia y el tamaño de la nebulosa Roseta, pero parece ser que está a unos 5000 años luz de distancia y mide unos 100 años luz de diámetro. En cuanto a su masa, es de unas 10000 masas solares.

Como todas las nebulosas de este tipo, la nebulosa Roseta es una cuna de estrellas. De hecho, el cúmulo NGC 2244 se formó a partir de ella hace unos 4 millones de años, por lo que son estrellas muy jóvenes. Además, las estrellas de este cúmulo son las que ionizan el hidrógeno de la nebulosa y hacen que ésta brille. Otro aspecto relacionado con el cúmulo es que el hecho de que no haya materia en el centro de la nebulosa, donde se ubica el cúmulo, es debido a que el material que había allí se utilizó en la formación de las estrellas de NGC 2244.

La nebulosa Roseta se encuentra en el cielo en la constelación del Unicornio o Monoceros, cerca de la estrella ε Mon. La siguiente imagen, realizada desde Querol el día 24 de marzo de 2016 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación en el cielo de la nebulosa Roseta.

Zona Orion 24_03_2016 Querol

Ubicación en el cielo de la nebulosa Roseta

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario