NGC 6914, un complejo de nebulosidades en el Cisne

Situado en el cielo en la constelación del Cisne, en plena Vía Láctea, y a unos 6000 años luz de distancia de nosotros, se encuentra un impresionante y hermoso complejo de nebulosidades catalogado como NGC 6914.

La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 25 de julio de 2020, con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de este comlejo de nebulosidades.

NGC 6914 25_07_2020 Querol_a

Complejo de nebulosidades NGC 6914

En el complejo NGC 6914 encontramos los tres tipos de nebulosas: por un lado las azules nebulosas de reflexión, tres en concreto que están por el centro de la imagen. Se llaman así porque no brillan con luz propia, sino que reflejan la luz de estrellas cercanas, brillando con ese tono azul típico de las nebulosas de reflexión; estas nebulosas están rodeadas de toda una serie de rojas nebulosas de emisión, las cuales sí que emiten luz, de ahí su nombre. La luz de estrellas cercanas es muy energética e ioniza los átomos del gas de la nebulosa (hidrógeno), emitiendo esa luz rojiza típica de estas nebulosas. Por otro lado hay también varias nebulosidades oscuras, las cuales ni emiten ni reflejan luz, ya que no tienen estrellas cercanas que les haga emitir o reflejar luz.

Si bien el complejo NGC 6914 es el conjunto de todas estas nebulosas de reflexión, emisión y oscuras, NGC 6914 es, en concreto, la cadena de las tres nebulosas centrales de reflexión. En la imagen siguiente, que es un recorte de la imagen anterior, he centrado estas nebulosas.

NGC 6914 25_07_2020 Querol_b

NGC 6914

De todas maneras existe un poco de confusión en los nombres de estas tres nebulosas. Para algunos, NGC 6914 es la que está en la zona inferior, la central NGC 6914a y la superior NGC 6914b. También para algunos la central es NGC 6914a, la superior NGC 6914b y la inferior NGC 6914c. También para otros NGC 6914 es la central, la superior NGC 6914a y la inferior NGC 6914b.

Si consideramos el catálogo VdB, que fue realizado en 1966 por astrónomo canadiense Sidney Van den Bergh y que contiene 159 nebulosas de reflexión al norte de la declinación 33º, también hay un poco de confusión. En la nebulosa superior hay unanimidad, Vdb 131, pero en las otras dos no. Para algunos las otras dos en conjunto son VdB 132, pero para otros VdB 132 es la central y la inferior NGC 6914.

También se pueden observar muchas estrellas en la imagen. Son estrellas jóvenes formadas en este complejo nebular. Se observa que las hay de diferentes colores, lo cual indica su diferente temperatura y masa. En el interior de las nebulosas de reflexión se observan una o más estrellas masivas, calientes y jóvenes, que son las que reflejan su luz en las nebulosas. La luz que ioniza las nebulosas rojas de emisión, procede de la asociación de estrellas Cyguns OB2, un grupo de estrellas, no cúmulo estelar, situado en el Cisne (no sale en la imagen), que contiene unas 100 estrellas de tipo espectral O y 2500 del tipo B.

NGC 6914, que fue descubierto en 1881 por el astrónomo francés Édouard Stephan, el mismo que descubrió el grupo de galaxias conocido como el Quinteto de Stephan, es fácil de localizar, ya que se encuentra “muy cerca” de la segunda estrella más brillante del Cisne, Sadr (γ Cyg), en concreto a unos 2,5º al norte de esta estrella.

En la siguiente imagen, realizada desde Querol el día 11 de julio de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, he indicado la ubicación en el cielo de NGC 6914 (coordenadas ⇒ AR: 20h 25m 12s / Dec: +42º 18′).

Ubicacion NGC 6914 11_07_2020 Querol

Ubicación en el cielo de NGC 6914

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

NGC 4631 y NGC 4627, dos galaxias en Canes Venatici

Situadas en el cielo en la constelación de Canes Venatici (Perros de caza), y a una distancia de unos 25 millones de años luz de nosotros, se encuentran dos galaxias, una espiral barrada grande, NGC 4631 y otra elíptica enana, NGC 4627.

En la imagen siguiente, realizada desde Querol el día 25 de julio de 2020 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, podemos ver estas dos galaxias.

NGC 4631 25_07_2020 Querol_a

NGC 4631 y NGC 4627

En la imagen, NGC 4631 es la galaxia alargada y NGC 4627 es la pequeña por encima y hacia el centro  de NGC 4631.

NGC 4631, incluida en el catálogo Caldwell como C32, es de un tamaño similar a la Vía Láctea, aunque un poco más pequeña y fue descubierta en 1787 por el astrónomo germano-británico William Herschel.

Es una galaxia que se nos presenta de lado, por eso no se aprecian sus brazos espirales, pero sí se puede observar su núcleo amarillento, el cual no está centrado. Esto es debido a que esta galaxia está distorsionada por la interacción gravitatoria de su vecina NGC 4627. Pero además, parte de esta distorsión también es debida a la interacción gravitatoria de otra galaxia cercana, NGC 4656, una galaxia irregular que en la imagen anterior asoma un poco por la zona inferior izquierda.

Estas tres galaxias, y algunas más, forman parte de un mismo grupo de galaxias que están situadas en el cielo en la constelación de Canes Venatici, el grupo NGC 4631, a una distancia de nosotros de entre 25 y 30 millones de años luz.

Debido a esta interacción gravitatoria entre NGC 4631 y NGC 4627 y a que están muy próximas entre sí, el astrónomo estadounidense Halton Arp las incluyó en su Atlas de galaxias peculiares como Arp 281.

En la siguiente imagen, que es un recorte de la anterior, pueden verse con mayor detalle este par de galaxias que forman Arp 281.

NGC 4631 25_07_2020 Querol_b

Arp 281

La forma distorsionada de NGC 4631, con su núcleo desplazado hacia un lado, hace que se le conozca como la galaxia de la Ballena, ya que su forma recuerda a este cetáceo.

El núcleo amarillento nos dice que contiene viejas estrellas amarillas y el disco azulado, jóvenes estrellas azules.

En este recorte podemos observar otras galaxias que se ven muy pequeñas, pero porque están muy lejos. Una de ellas se encuentra justo debajo de una estrella a la izquierda de NGC 4631, es la galaxia PGC 42772; otra se puede ver en la zona superior de la imagen y un poco hacia la derecha.

NGC 4631 tiene una magnitud aparente de 9,2, un brillo superficial de 12,4 mag/min arco2 y un tamaño aparente de 9′ 15” x 2′ 47”. NGC 4627 tiene una magnitud aparente de 12,4, un brillo superficial de 13,8 mag/min arco2 y un tamaño aparente de 2′ 36” x 1′ 48”.

En la imagen siguiente, realizada también desde Querol, pero el día 27 de junio de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, he indicado la ubicación en el cielo de Arp 281, en concreto de NGC 4631 (coordenadas ⇒ AR: 12h 42m / Dec: +32º 32′ 29”).

Localizacion NGC 4631 27_06_2020 Querol Canon EOS 70D + Canon 15-85

Localización en el cielo de NGC 4631

Publicado en Cielo profundo, Galaxias | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Luna 12/07/2020

El domingo 12 de julio de 2020 la Luna estaba gibosa menguante, con 21 días de edad (un día antes de cuarto menguante) y con una iluminación del 59%.

Luna gibosa menguante 12_07_2020 Querol_aAsí que, con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 70D, le hice la foto de la izquierda a la Luna gibosa menguante.

Como corresponde a la etapa menguante de la Luna, ésta sale de madrugada, por lo que antes de que saliera estuve observando algunos objetos de cielo profundo y también Júptier y Saturno, así como también hice una fotografía de la zona IC 1284.

De todas maneras, mi idea era esperar al cometa que durante el mes de julio nos ha fascinado a aficionados, y no aficionados, a la astronomía, el cometa C/2020 F3 (Neowise), que hasta mediados de julio se veía poco antes del amanecer (sobre las 5:30).

Se veían perfectamente los tres cráteres más emblemáticos de la Luna, Plato en el norte, Copernicus en el centro y Tycho en el sur. La zona sur del terminador de la Luna estaba impresionante con sus numerosos cráteres y, aunque no estaban en el terminador, también se podían observar perfectamente el trío Ptolemaeus, Alphonsus y Arzachel y, cerquita de Tycho, Clavius.

Estos cráteres, y otros más, tanto del terminador como fuera de él, así como los mare, los he indicado en la imagen siguiente, que es la misma que la anterior pero con nombres.

Luna gibosa menguante 12_07_2020 Querol_b

Publicado en El Sistema Solar, La Luna, Satélites naturales | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Zona IC 1284, una región HII en Sagitario

En la zona de la constelación de Sagitario hay varias regiones HII, las cuales son enormes nubes de gas (prácticamente hidrógeno), ionizado (plasma) y muy brillantes, en las que hay una intensa formación de estrellas.

Una de estas regiones HII de Sagitario es la que muestra la imagen siguiente, realizada desde Querol el día 11 de julio de 2020 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D.

IC 1284 11_07_2020 Querol_a

Zona IC 1284 en Sagitario

En esta fotografía destacan dos nebulosas de emisión, las cuales son enormes nubes de gas y polvo que emiten luz debido a que su gas (hidrógeno), es ionizado por la alta energía de la luz de estrellas cercanas. Estas dos nebulosas son IC 1284 (la que más destaca, más o menos redondita con una estrella brillante en su centro, HD 167815) e IC 1283 (por encima de la anterior y más o menos alargada y también con una estrella brillante en su centro, HD 167772).

También destacan dos nebulosas de reflexión, las cuales son también nubes de polvo y gas, pero en este caso no emiten luz sino que la reflejan de estrellas cercanas, ya que la luz emitida por éstas no tiene la energía suficiente como para ionizar el hidrógeno de la nebulosa, pero sí se refleja en ella, brillando en este tono azul característico de las nebulosas de reflexión. Son las dos nebulosas azules por debajo de IC 1284, NGC 6589, debajo y hacia la derecha y NGC 6590, a la izquierda y por debajo de NGC 6589. Además, en NGC 6590 hay un cúmulo abierto, NGC 6595.

En la zona superior derecha de la imagen puede apreciarse parte de M24, la Nube Estelar de Sagitario (Delle Caustiche), que es una alta condensación de estrellas en esta zona de la Vía Láctea.

Finalmente, en toda esta región de Sagitario se pueden observar varias nebulosidades oscuras.

En la imagen siguiente, que es un recorte de la anterior, he indicado estos objetos de esta zona de Sagitario.

IC 1284 11_07_2020 Querol_b

De todas maneras existe, ya desde que se catalogaron estos objetos, una enorme confusión con sus designaciones. Para algunos, IC 1284 es IC 1283, hay quien asigna a ambas como IC 1284, otros como IC 1283 e incluso otros como IC 4700. Con la nebulosa de reflexión NGC 6590 también hay confusión, ya que algunos la designan como NGC 6595. En la única que hay unanimidad es en NGC 6589, aunque también está incluida en el catálogo IC, ya que el astrónomo estadounidense Edward Barnard la catalogó en 1905 como IC 4690.

De todas maneras, por lo que he estado leyendo, parece ser que la designación más unánime es la que he mencionado e indicado en la imagen anterior: IC 1284 es la nebulosa de emisión central, IC 1283 es la nebulosa de emisión alargada por encima de la anterior, NGC 6589 es la nebulosa de reflexión por debajo y hacia la derecha de IC 1284, NGC 6590 es la nebulosa de reflexión por debajo y hacia la izquierda de IC 1284 y NGC 6595 es el cúmulo abierto situado en la zona de NGC 6590.

IC 1284, conocida también como Sh 2-37 es así la nebulosa que destaca en el conjunto y fue descubierta en 1892 por Edward Barnard. Su estrella brillante, HD 167815, una estrella de tipo espectral B, es la encargada de ionizar el hidrógeno de la nebulosa. Con un tamaño de unos 4 años luz de diámetro, tiene una magnitud aparente de 7,7, un brillo superficial de 13,4 mag/min arco2 y un diámetro aparente de 16′. Su distancia tampoco está clara, hay quien la sitúa a unos 1400 años luz, otros a 2000 años luz e incluso quien la sitúa a algo más de 5000 años luz. De todas maneras, donde hay más unanimidad es en 1400 años luz.

IC 1283 fue descubierta también en 1892 por Edward Barnard. Parece ser que su estrella brillante, HD 167772, es la que ioniza el hidrógeno de IC 1283. Algo más pequeña que IC 1284, como ambas nebulosas forman parte de la misma nebulosidad, se encuentra a la misma distancia de nosotros ¿1400 años luz?

NGC 6589 refleja la luz de su estrella central, HD 167638, una estrella azul de tipo B. Fue descubierta en 1867 por el astrónomo estadounidense Truman Safford. Tiene una magnitud aparente de 9,4, un brillo superficial de 11,8 mag/min arco2 y un tamaño aparente de 4′ x 3′. Esta nebulosa parece ser que está bastante más cerca que las anteriores, a unos 185 años luz de distancia.

NGC 6590 es la otra nebulosa de reflexión y fue descubierta en 1830 por el astrónomo británico John Herschel. Tiene una magnitud aparente, un brillo superficial y un tamaño aparente como NGC 6589, aunque parece ser que está más cerca, a unos 40 años luz de distancia.

La imagen siguiente, otro recorte de la fotografía que abre el artículo, muestra con más detalle estas dos nebulosas de reflexión.

NGC 6590 11_07_2020 Querol_b

NGC 6589 y NGC 6590

NGC 6595 es el cúmulo abierto que parece estar dentro de la nebulosa NGC 6590, pero por lo visto no tiene nada que ver con esta nebulosa. Es un cúmulo formado por estrellas jóvenes que parece ser que están en el bulbo galáctico, por lo que está mucho más lejos que NGC 6590 y las demás nebulosas descritas en este artículo. Tiene una magnitud aparente de 7, un brillo superficial de 9,7 mag/min arco2 y un tamaño aparente de 4′.

En la imagen siguiente, realizada también desde Querol el día 11 de julio de 2020, pero con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, he indicado la ubicación en el cielo de esta zona, en concreto de IC 1284 (coordenadas ⇒ AR: 18h 17m / Dec: -19º 53′), “muy cerca” de la estrella Polis (μ Sgr).

Localización IC 1284 11_07_2020 Querol

Localización en el cielo de IC 1284

También se ven en la foto Saturno y Venus, que esos días estaban entre Sagitario y Capricornio.

Publicado en Cielo profundo, Nebulosas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

M22, un cúmulo globular en Sagitario

Cuando miramos en dirección a Sagitario, estamos mirando hacia el centro de la Galaxia. Es por ello que en esta zona podemos encontrar un buen número de nebulosas y cúmulos abiertos. Pero en la zona de Sagitario también hay cúmulos globulares, como M22, del cual trata este artículo.

La siguiente imagen, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020, con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de este cúmulo globular.

M22 27_06_2020 Querol_a

Cúmulo globular M22

M22, que también está incluido en el catálogo NGC como NGC 6656, se encuentra a una distancia de unos 10400 años luz, por lo que es uno de los cúmulos globulares más cercanos a nosotros.

Fue descubierto en el año 1665 por el astrónomo alemán Abraham Ihle, que lo encontró mientras buscaba a Saturno y, un siglo después, en 1764, Charles Messier lo incluyó en su catálogo con el número 22. Fue un de los primeros cúmulos globulares detectados.

M22, que puede verse a simple vista en cielos muy oscuros, contiene unas 70000 estrellas, pero muy pocas estrellas variables. Con una edad de unos 12 millones de años, M22 tiene unas características muy interesantes. Por un lado, tiene dos agujeros negros, aunque muy posiblemente podría tener más. Por otro lado, es uno de los cuatro cúmulos globulares en los que se ha encontrado una nebulosa planetaria, es decir, las capas externas de una estrella mediana y antigua que se desprendieron al agotarse el hidrógeno para fusionar en su núcleo.

En la imagen siguiente, que es un recorte de la anterior, podemos ver con más detalle este cúmulo globular.

M22 27_06_2020 Querol_b

M22

Otro aspecto interesante de este cúmulo globular, y que fue descubierto por el telescopio espacial Hubble, es que contiene unos cuantos objetos del tamaño de un planeta que no orbitan a ninguna estrella, es como si estuvieran flotando en este cúmulo.

Con un diámetro de unos 100 años luz, tiene una magnitud aparente de 5,1, un brillo superficial de 12,4 mag/min arco2 y un diámetro aparente de 32′, como la Luna llena.

M22, que es uno de los cúmulos globulares más brillantes, es fácil de localizar, ya que se encuentra a 2,5 grados al noreste de la estrella Kaus Borealis (λ Sgr). La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación de este cúmulo globular en el cielo (coordenadas ⇒ AR: 18h 36m 24s / Dec: -23º 54′ 17”).

Localización M22 27_06_2020 Querol

Ubicación de M22 en el cielo

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

M4, un cúmulo globular en Escorpión

Situado en el cielo en la constelación del Escorpión, muy “cerca” de su estrella más brillante, la supergigante roja Antares (α Sco), se encuentra uno de los cúmulos globulares más cercanos a nosotros, ya que está a unos 7200 años luz de distancia; se trata del objeto Messier 4 (M4).

La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020, con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de este cúmulo globular.

M4 27_06_2020 Querol

Cúmulo globular M4

M4, que también está incluido en el catálogo New General Catalogue como NGC 6121, como otros objetos Messier, no fue descubierto por el astrónomo francés, sino por el astrónomo suizo Jean-Philippe Loys de Chéseaux en 1746; más tarde, en 1764, Charles Messier lo incluyó en su catálogo con el número 4. Pero a diferencia de otros cúmulos globulares, Messier sí fue el primero en distinguir estrellas individuales en este cúmulo globular. De hecho, M4 fue el primer cúmulo globular que se resolvió en estrellas individuales y el único por el propio Messier. Los demás cúmulos globulares de su catálogo los describió como nebulosidades sin estrellas y no fue hasta más tarde en que, William Herschel, los resolvió como cúmulos globulares con estrellas.

M4, que en cielos muy oscuros puede verse a simple vista, tiene unas 100000 estrellas y, como la mayoría de cúmulos globulares, es muy antiguo (unos 13 mil millones de años). Contiene unas cuantas estrellas variables y también bastantes enanas blancas, lo que queda de estrellas muy antiguas que perdieron sus capas externas hace mucho tiempo.

En la imagen siguiente, que es un recorte de la anterior, puede verse con más detalle este cúmulo globular.

M4 27_06_2020 Querol_b

M4

En 1987 se descubrió en M4 el primer pulsar en un cúmulo globular (PSR B1620-26), el cual tiene un período de 3 milisegundos (da una vuelta sobre sí mismo cada 3 milésimas de segundo), unas diez veces más rápido que el pulsar del Cangrejo. Pero no queda ahí la cosa ya que, más tarde, se descubrió que PSR B1620-26 no era únicamente el pulsar sino que en realidad era un sistema binario formado por el pulsar y una enana blanca, es decir, por lo que queda de dos estrellas muy antiguas, una masiva y otra mediana. Pero aún hay más; en 2003 se descubrió que hay un planeta gigante (entre 3 y 10 veces la masa de Júpiter) orbitando al sistema binario del pulsar y la enana blanca. El planeta es conocido como planeta Génesis o Matusalén, pues es un planeta muy antiguo (se estima que se formó hace unos 12700 millones de años). Este sistema triple no está en el centro de M4, sino en las afueras de la región central.

M4, que tiene unos 140 años luz de diámetro, tiene una magnitud aparente de 5,9, un brillo superficial de 12, 7 mag/min arco2 y un diámetro aparente de 26′.

La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación de este cúmulo globular en el cielo (coordenadas ⇒ AR: 16h 23m 35s / Dec: -26º 31′ 33”).

Localización M4 27_06_2020 Querol

Ubicación de M4 en el cielo

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

NGC 869 y NGC 884, el doble cúmulo de Perseo

Entre las constelaciones de Casiopea y Perseo, aunque dentro de la zona de Perseo, se encuentra uno de los pocos objetos de cielo profundo que pueden verse a simple vista.

NGC869_884 10_10_2009 Ager

Doble Cúmulo de Perseo

En realidad son dos objetos, ya que se trata de dos cúmulos abiertos, NGC 869 y NGC 884, conocidos como el doble cúmulo de Perseo y que también están incluidos, en conjunto, en el catálogo Caldwell como C14.

En la imagen de la izquierda, realizada desde Áger, en la Noguera (Lleida), el día 10 de octubre de 2009 con un telescopio reflector Celestron 150/750 y una cámara Canon EOS 30D, podemos ver estos dos cúmulos, NGC 869 abajo y NGC 884 arriba.

A pesar de que pueden verse a simple vista, en un cielo oscuro, evidentemente, como todos los objetos de cielo profundo visibles a simple vista, lo que se ve es una mancha borrosa; pero con unos prismáticos podemos observar todo su esplendor y su observación es espectacular con un telescopio pequeño.

Tienen una edad de unos 13 millones de años y se encuentran de nosotros a una distancia media de unos 7600 años luz de distancia. Digo media porque NGC 869 está un poco más cerca que NGC 884. Los vemos cerca en el cielo, no por la perspectiva terrestre, sino porque realmente se encuentran cerca entre ellos, a unos pocos de cientos de años luz.

Las dos imágenes siguientes también son del doble cúmulo, pero están hechas sin telescopio, con cámara y objetivo. La primera la hice desde Pujalt el día 25 de octubre de 2008, con una cámara Canon EOS 30D y un objetivo Sigma 70-300 y la segunda desde Sant Joan de les Abadesses el día 14 de febrero de 2015, con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85. En ambas NGC 869 está abajo y NGC 884 arriba.

Debido a que son visibles a simple vista, son conocidos desde la antigüedad. La primera referencia escrita del doble cúmulo de Perseo se debe a Hiparco en el año 130 a. C., quien lo catalogó como “un parche de luz en Perseo”. Bastantes siglos más tarde, en 1603, Johann Bayer los incluyó en su Uranometria y los catalogó como h Persei (NGC 869) y χ Persei (NGC 884), pero los seguía describiendo como objetos nebulosos. No fue hasta inicios del siglo XIX en que, William Herschel, los describió como dos grupos de estrellas separados.

Como he comentado, su edad está en torno a los 13 millones de años, por lo que sus estrellas son muy jóvenes (el Sol, por ejemplo, tiene una edad de 4500 millones de años), sin embargo, por lo visto NGC 689 es algo más antiguo que NGC 884.

NGC 869 destaca más que NGC 884, pues contiene estrellas más brillantes. En concreto destacan dos estrellas en NGC 869, SAO 23178, una estrella variable que oscila entre magnitud aparente 6,55 y 6,66, y SAO 23182, una estrella doble de magnitud aparente 6,6. Hay otra estrella, SAO 23149, una gigante naranja de tipo espectral G y magnitud aparente 6,9, que bajo nuestra perspectiva terrestre está cerca de NGC 869, pero que no tiene nada que ver con este cúmulo. De hecho, esta estrella está mucho más cerca de nosotros (unos 800 años luz de distancia).

En la foto que abre el artículo, SAO 23178 es la estrella más brillante y que está por el centro de NGC 869, mientras que SAO 23182 está un poco separada, a la derecha y arriba de SAO 23178. SAO 23149 no se ve en esta fotografía.

La masa de NGC 869 es de unas 3700 masas solares y la de NGC 884 de unas 2800. Pero en conjunto, y debido a que cada cúmulo tiene a su alrededor un halo de estrellas asociado a ellos, la masa total del doble cúmulo es de unas 20000 masas solares. Se calcula que cada grupo contiene entre 300 y 400 estrellas, con unas cuantas gigantes y mayoritariamente son estrellas azules de tipo espectral B.

Debido a que Perseo está situado en el cielo en la Vía Láctea, son varios los cúmulos estelares y nebulosas que nos encontramos en la zona del doble cúmulo. En la imagen siguiente, realizada también desde Sant Joan de les Abadesses el día 14 de febrero de 2015 y con la EOS 70D y el 15-85, he señalado algunos cúmulos estelares de la zona. También puede verse que, además de que es un objeto visible a simple vista, es fácil localizarlo a partir de las estrellas Miram (η Per) y Segin (ε Cas), ya que está más o menos a medio camino de ambas estrellas, un poco  más cerca de Miram.

El cúmulo NGC 1027 está entre las nebulosas de emisión del Corazón (IC 1805) y del Alma (IC 1848), si bien no está asociado con ellas. Estas nebulosas no salen en la fotografía porque ésta tiene solamente 30 segundos de exposición y, para que se viesen, la fotografía habría de tener bastante más exposición.

La magnitud aparente, tanto de NGC 869 como de NGC 884, es de 4,3, el brillo superficial, también de cada uno, de 10,9 mag/min arco2 y el tamaño aparente, también de cada uno, de 30′ de arco, es decir, que en conjunto tienen un tamaño aparente de 1º (como dos lunas llenas).

Las imágenes siguientes son dos fotografías de gran campo de la zona del doble cúmulo. Las hice desde Querol el día 7 de noviembre de 2015, con la EOS 70D y el 15-85 y en ellas he señalado la localización en el cielo del doble cúmulo (coordenadas ⇒ NGC 869, AR: 2h 19m / Dec: +57º 07′ 41”; NGC 884, AR: 2h 22m 23s / Dec: +57º 07′ 30”).

Puede observarse como la localización del doble cúmulo es fácil. Como he comentado, está más o menos a medio camino de las estrellas Segin de Casiopea y Miram de Perseo. Pero también lo podemos encontrar fácilmente prolongando, más o menos, un ángulo recto con las estrellas Ksora (δ Cas) y Segin en dirección a Perseo. Una tercera manera es prolongar una vez la línea de las estrellas de Perseo γ Per y Miram y, un poco al oeste de dicha prolongación, nos encontramos con el doble cúmulo.

La siguiente imagen, realizada desde el cielo urbano de Cornellà de Llobregat el día 15 de enero de 2013 con una cámara Canon EOS 30D y un objetivo Sigma 70-300, está hecha con más focal que las dos anteriores y se ve mejor la localización del doble cúmulo a partir de las estrellas de Perseo.

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

M3, un cúmulo globular en Canes Venatici

En la constelación de los Perros de Caza (Canes Venatici), más o menos a medio camino de Cor Caroli (α CVn), la estrella más brillante de Canes Venatici y Arturo (α Boo), la estrella más brillante del Boyero, aunque más cerca en el cielo de ésta que de aquélla, se encuentra uno de los cúmulos globulares mayores e impresionantes del hemisferio norte, superado únicamente por M13, el Gran cúmulo de Hércules, el objeto Messier 3 (M3).

La siguiente imagen, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020 con un telescopio reflector Skywatcher 200/1000 y una cámara Canon EOS 550D, es de este cúmulo globular.

M3 27_06_2020 Querol

M3, un cúmulo globular en Canes Venatici

En la zona inferior derecha de la imagen se ve una galaxia; es la galaxia espiral catalogada como NGC 5263. Se ve muy pequeña, pero es que está muy lejos, a unos 200 millones de años luz de distancia.

M3, que también está incluido en el catálogo NGC como NGC 5272, a pesar de ser el tercer objeto del catálogo de Messier, fue el primer objeto descubierto por este astrónomo francés. M1, la nebuosa del Cangrejo y M2, un cúmulo globular en la constelación de Acuario, fueron descubiertos anteriormente por otros astrónomos y, más tarde, Messier los incluyó en su catálogo.

La siguiente imagen es un recorte de la anterior, donde se puede ver con más detalle este bonito cúmulo globular.

M3 27_06_2020 Querol_b

Cúmulo globular M3

Charles Messier observó por primera vez este cúmulo globular en 1764, pero como otros objetos de cielo profundo descubiertos por él, lo describió como una nebulosidad sin estrellas. Veinte años más tarde, en 1784, William Hershel observando M3 con su gran telescopio reflector, se dio cuenta de que este objeto estaba formado por un amasijo de miles de estrellas, es decir, fue el primero en determinar que no era una nebulosa sin estrellas, sino un cúmulo estelar.

M3, que está a una distancia de nosotros de unos 34000 años luz, contiene alrededor de 500000 estrellas, aunque podrían ser más, su masa es de unos 800000 soles y tiene un diámetro de unos 190 años luz. Es un cúmulo muy brillante que, con unos prismáticos, ya es posible verlo. Además, es el cúmulo globular que contiene más estrellas variables.

M3 tiene una magnitud aparente de 6,2, un brillo superficial de 12,2 mag/min arco2 y un diámetro aparente de 18′.

La siguientes imágenes, realizadas con un telescopio refractor Long Perng ED80 y una cámara Meade DSI II Pro, la primera desde Pujalt el día 1 de junio de 2013 y la segunda desde el cielo urbano de Cornellà de Llobregat el día 30 de mayo de 2011, son de este cúmulo globular.

La imagen siguiente, realizada desde Querol el día 27 de junio de 2020 con una cámara Canon EOS 70D y un objetivo Canon 15-85, muestra la ubicación de este cúmulo globular en el cielo (coordenadas ⇒ AR: 13h 42m 12s / Dec: +28º 22′ 38”).

Localización M3 27_06_2020 Querol

Localización en el cielo de M3

La luz potente que se ve en la zona inferior izquierda de la imagen es de la Luna, la cual estaba a punto de ponerse

Publicado en Cúmulos estelares, Cielo profundo | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Theophilus, Cyrillus y Catharina

Cuando la Luna está creciente de cinco días o bien menguante cinco días después de llena, podemos observar, más o menos por el centro, tres cráteres muy característicos, Tehophilus, Cyrillus y Catharina, los cuales, cuando uno empieza en esta afición, suelen confundirse con otros tres cráteres muy característicos de nuestro satélite, Ptolemaeus, Alphonsus y Arzachel.

La siguiente imagen, realizada desde Cornellà el día 28 de mayo de 2020, con un telescopio Smidt Cassegrain Celestron 203/2032 y una cámara ZWO ASI 224 MC, es de este trío de cráteres.

Son tres cráteres de tamaño similar (unos 100 km de diámetro cada uno), pero con aspectos y edades diferentes. Theophilus, el más joven y más al norte, se encuentra entre el Mare Nectaris y Sinus Asperitatis; aplastado en parte por Theopilus está Cyrillus, más antiguo que aquél y, al sur, está Catharina, el más antiguo de los tres.

La imagen siguiente, más antigua que la anterior (la realicé el 24 de octubre de 2009 desde Cornellà de Llobregat, con un telescopio reflector Celestron 150/750 y una cámara Philips SPC900), es de la zona de este trío de cráteres.

Zona Theophilus_Cyrillus_Catharina 24_10_2009

Zona Theophilus, Cyrillus y Catharina

Theophilus

Theophilus, cuyo nombre es por Teófilo de Alejandría, patriarca de Alejandría que vivió entre los siglos IV y V, es un cráter de impacto que está casi intacto y que aplasta parte de Cyrillus, por lo que es más joven que él.

Tiene una profundidad de unos 3200 metros y unas imponentes terrazas que llegan a alcanzar los 5000 metros. Con un fondo bastante plano, no está libre por ello de pequeños cráteres. Destaca en este cráter un macizo montañoso central, con tres picos que alcanzan una altura de 2000 metros.

Cyrillus

Cyrillus, que también debe su nombre a otro patriarca de Alejandría y que también vivió entre los siglos IV y V, Cirilo de Alejandría, es otro cráter de impacto, más antiguo que Theophilus, per menos que Catharina.

Las paredes del cráter están bastante intactas menos en el noreste, debido a la invasión de Theophilus. Además, el circo de Cyrillus está ligeramente hundido hacia el oeste, debido al pequeño cráter de 17 km, Cyrillus A.

Posee también un macizo montañoso central, si bien está ligeramente al noreste del centro. Dicho macizo está formado por tres picos de los cuales, el más alto, es de poco más de 1000 metros de altura.

Catharina

Catharina, que debe su nombre a la joven mártir cristiana del siglo IV, Catalina de Alejandría, es el cráter más antiguo del trío y el que está más al sur. Sus paredes, de unos 1000 metros de altura, están muy desgastadas y casi no tienen terrazas, en parte debido por el aplastamiento de un cráter en la zona norte, Catharina P.

El fondo es irregular y carece de pico central. Tiene algunos cráteres pequeños y pequeñas colinas.

Otras formaciones de la zona

Pero además de este magnífico trío de cráteres, por la zona encontramos otros cráteres y formaciones interesantes.

La imagen siguiente, realizada el mismo día y con el mismo equipo que la fotografía que abre el artículo, forma parte de una serie de seis fotografías que realicé para formar un mosaico del terminador y que incluí en el artículo Luna creciente de 5 días. Sin embargo, para hacer la foto que abre el artículo le puse una lente barlow, la cual duplica la focal del telescopio y, por tanto, el aumento. Bien, en esta imagen podemos ver diversas formaciones interesantes en la zona de Theophilus, Cyrillus y Catharina.

Theophilus se encuentra inmerso entre el Mare Nectaris y el Sinus Asperitatis. La palabra sinus viene del latín y significa bahía, en concreto, Sinus Asperitatis significa la Bahía de la Aspereza, y se encuentra entre el Mare Nectaris y el Mare Tranquilitatis.

Al este de Theophilus, entre Sinus Asperitatis y el Mare Nectaris se encuentra el cráter Mädler, un cráter de impacto de 28 km de diámetro y con un pico central.

En el Mare Nectaris hay dos cráteres fantasma, es decir, cráteres que fueron inundados por la lava de los mare y de los cuales solo se ve, normalmente, la parte superior de la pared, como una formación circular por encima de la lava. Al este-sureste de Mädler nos encontramos con uno de ellos, Daguerre, y al este de Catharina está el otro, Beaumont, más visible que Daguerre.

Al noroeste de Cyrillus, o al oeste de Teophilus, nos encontramos con dos pequeños cráteres, Ibn Rushd y Kant. El primero, llamado así por el filósofo y médico musulmán de Al-Ándalus del siglo XII, Ibn Rush (Averroes), es un cráter de impacto de unos 30 km de diámetro y 1,1 km de profundidad. Kant, en honor al filósofo alemán del siglo XVII, es otro pequeños cráter de impacto y con un diámetro también de unos 30 km y 3 km de profundidad. Al este de Kant hay un promontorio de unos 4 km de altura, Mons Peck.

Al noreste de Cathalina nos encontramos con otro pequeño cráter de impacto, Tacitus, de unos 40 km de diámetro y 2,8 km de profundidad.

Al este de Catharina encontramos una cadena montañosa, Rupes Altai, que se extiende a partir del cráter Tacitus y hacia el sur de éste unos 480 km, hasta el cráter Piccolomini, con una altura promedio de 1000 metros, aunque en algunos puntos llega a los 3000 metros. En la siguiente imagen, realizada también desde Cornellà de Llobregat el día 28 de mayo de 2020 y con el mismo equipo, puede verse esta cadena montañosa en toda su extensión.

Parece ser que, Rupes Altai, es el único vestigio de la muralla inicial del Mare Nectaris. Piccolomini es un cráter de unos 85 km de diámetro y una profundidad de 4500 metros. Este cráter tiene una montaña central de unos 2000 metros de altura.

Al sureste de Catharina hay otro pequeño cráter de impacto, Polybius, de unos 40 km de diámetro y 2 km de profundidad.

Al este de Polybius, en el borde del Mare Nectaris, tenemos el cráter Fracastorius, de 124 km de diámetro cuyo circo fue inundado por lava.

La siguiente imagen, realizada también desde Cornellà de Llobregat el día 28 de mayo de 2020 y con el mismo equipo, es también de la zona del trío Theophilus, Cyrillus y Catharina, pero con un ángulo ligeramente diferente.

La siguiente imagen, realizada también desde Cornellà el 28 de mayo de 2020, con el mismo telescopio pero con una Canon EOS 70D, es de la Luna creciente de 5 días. En ella he señalado la ubicación del trío de cráteres Theophilus, Cyrillus y Catharina.

Publicado en El Sistema Solar, La Luna, Satélites naturales | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Luna creciente de 5 días

El jueves 28 de mayo de 2020 la Luna estaba creciente, con una edad de cinco días y un 29% de iluminación.

No había montado el telescopio en todo el confinamiento por el coronavirus, por lo que tenía muchas ganas de montarlo y observar y fotografiar. Así que, como el pronóstico del tiempo era bueno, no lo dudé más y me subí al terrado de casa con todos los bártulos.

La noche era genial, buena temperatura y cielo despejado. Pero a medida que iba montando el equipo, empecé a divisar nubes en la lejanía, nubes que cada vez se fueron acercando más y cubriendo el cielo poco a poco hasta que, justo cuando ya lo había montado todo, el cielo estaba cubierto de nubes. Vaya, después de tres meses esperando y se me frustra todo, pensé.

No podía ni alinear a la Polar ni nada, así que esperé a ver si las nubes, tal como habían venido, se iban. Como la temperatura era buena, eso hice, de paso se iba aclimatando el equipo a la temperatura ambiente.

Luna creciente 28_05_2020 Cornella_a

Luna creciente

Finalmente, al cabo de casi una hora y media, las nubes se fueron y el cielo se despejó, por lo que alineé a la Polar, puse en estación la montura y me dispuse a ver y fotografiar la Luna.

Me llevé dos cámaras, una réflex (Canon EOS 70D) y otra CCD para planetaria (ASI ZWO 224MC). El telescopio un Smidt Cassegrain Celestron 203/2032 montado sobre una montura CG5-GT.

Después de observar la Luna durante un rato, le acoplé la réflex al telescopio y le hice la foto de la izquierda, que corresponde a su observación visual con pocos aumentos.

Luna creciente 28_05_2020 Cornella_b

Luna creciente

Se pueden distinguir perfectamente los cráteres más importantes, Aristoteles y Eudoxus en el norte, el trío Theophilus, Cyrillus y Catharina en el centro y Maurolycus y Cuvier en el sur y, evidentemente, los mare (Crisium, Fecunditatis, Nectaris, Serenitatis y Fecunditatis), tal como he indicado en la imagen de la derecha.

Seguidamente, quité la réflex del telescopio y le puse la CCD, para hacer fotos de más aumento y más detalle.

Quería hacer todo el terminador para después montar un mosaico con todas esas fotos. En concreto hice dos series de seis fotos cada una, en la que cada serie abarcaba el terminador en su totalidad.

La primera serie de seis fotografías es la siguiente:

Con las que monté el siguiente mosaico:

Terminador 28_05_2020 Cornella_a

Terminador de la Luna

Además de los cráteres mencionados, podemos observar otros más, de los cuales he indicado algunos en la siguiente imagen:

Terminador 28_05_2020 Cornella_b

Terminador de la Luna

Cuando acabé esta primera serie, le puse una lente barlow 2X (es una lente que duplica la focal del telescopio y, por tanto, el aumento), para fotografiar con más detalle el trío de cráteres Theophilus, Cyrillus y Catharina. Le hice dos fotos, una es la siguiente imagen y la otra es la que está en el artícullo de estos tres cráteres (todavía no está publicado).

Theophilus_Cyrillus_Catharina 28_05_2020 Cornella_2

Theophillus, Cyrillus y Catharina

Seguidamente le quité la lente barlow para hacer la segunda serie de 6 fotos al terminador.

Y os podríais preguntar, ¿por qué dos series de fotos prácticamente iguales, casi de de lo mismo? Esta cámara, la ASI ZWO 224MC, me cayó como regalo en estas últimas navidades, como sustitución de mi antigua y obsoleta, pero querida, pues me dio muchas satisfacciones durante años, DKK 21AU04. Pero debido al confinamiento y al mal tiempo antes de éste, solo la pude utilizar una vez. En dicha ocasión hice las fotografías del artículo Luna de 16 días, un día después de llena.

En esa ocasión utilicé el programa de captura de la cámara, el ASICAP, pero en esta otra ocasión, además de que tenía muchas ganas de montar el equipo y observar y fotografiar, quería seguir probando la nueva cámara y, en esta otra ocasión, probar el programa FireCapture. Así que, en la primera serie el programa de captura fue el ASICAP y en la segunda el FireCapture.

Con esta segunda serie también realicé, posteriormente y en casa tranquilamente, un mosaico del terminador, el siguiente:

Terminador 28_05_2020 Cornella_c

Terminador de la Luna

Publicado en El Sistema Solar, La Luna, Satélites naturales | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario